Las remesas recibidas en México durante los dos primeros meses del año ascendieron a 6,741 millones de dólares, informó Banco de México.

Este flujo de los llamados migradólares, registró un aumento de 20.9% respecto de 5,352.9 millones captados entre enero y febrero del año anterior.

Esos ingresos que perciben 1.8 millones de familias en México, acumularon seis meses consecutivos con crecimiento a doble dígito desde septiembre de 2020, destacó el economista de BBVA, Juan José Li Ng.

Información divulgada por el banco central muestra que en los dos primeros meses del año, la remesa promedio fue de 347 dólares, una entrada superior a 322 dólares que recibió cada hogar en el mismo lapso del año anterior.

Al poner el foco en el dato mensual, se observa que el flujo de remesas enviado desde el exterior a México durante febrero sumó 3,173 millones de dólares. La cifra incorpora una tercera desaceleración mensual consecutiva desde diciembre y resultó “ligeramente inferior a las expectativas que teníamos de un aumento más robusto”, admitió el economista para América Latina de Goldman Sachs (GS), Alberto Ramos.

El estratega destacó que la depreciación del peso frente al dólar de 7.3% anual fortaleció en 25.3% el rendimiento en pesos de los giros enviados desde Estados Unidos hacia los hogares de los trabajadores en México.

El economista de GS explicó que el flujo de remesas se mantiene fuerte, evidenciando el impacto de “las generosas transferencias fiscales que está otorgando el gobierno de Estados Unidos a las familias, así como del competitivo diferencial cambiario”.

Remesas en efectivo

Los datos oficiales del Banco de México arrojaron que durante febrero, sólo 0.44% de los llamados “migradólares” ingresaron en efectivo y en especie. Esto significa que 14 millones de dólares de los 3,143.68 millones recibidos en febrero, fueron enviados en efectivo o en especie.

En el detalle de la información divulgada por el Banco de México, se observa que la preferencia del envío en efectivo y especie, cayó por segundo año consecutivo, ahora a una tasa de -11.79% anual.

La información de Banco de México muestra en tanto que 99.56% de los envíos de remesas que llegaron al país entraron mediante transferencias electrónicas. Es decir, remesas por un valor de 3,129 millones de dólares fueron captados vía transferencias electrónicas.

Empleo de hispanos en EU, determinante

En un análisis especial, desarrollado por BBVA, destacan que México fue uno de cinco países en América Latina que han registrado incrementos de doble dígito en el flujo de remesas.

Está Guatemala, con un aumento de 16.7%; el Salvador (13%); República Dominicana (27.6%) y Colombia (15.4 por ciento).

Destacan que la mejora en las condiciones económicas de Estados Unidos ha permitido que el empleo de la población hispana o latina se haya recuperado gradualmente desde el inicio de la crisis por Covid-19, incluso a un ritmo más rápido que el promedio nacional en ese país.

“Esto ha contribuido a que el flujo de remesas a México y a muchos países de América Latina y el Caribe puedan tener incrementos importantes durante la segunda mitad del 2020 y principios del 2021”.

ymorales@eleconomista.com.mx