La Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por su sigla en inglés) de Reino Unido dará a conocer los lineamientos para regular las criptomonedas a finales de este año.

“Las criptomonedas son un área de interés creciente para mercados y reguladores a nivel global”, señaló la FCA en un comunicado.

La criptomoneda bitcoin comienza a tener más popularidad en Reino Unido como un instrumento de pago y para especuladores que buscan ganancias amplias en poco tiempo, aseguraron expertos.

La FCA advirtió sobre los riesgos de especular con el bitcoin con promesas falsas de rendimientos altos inmediatos y señaló en su página de Internet que el precio de las criptomonedas es “extremadamente volátil” y en un día “puede caer 30 por ciento”.

Las criptomonedas en Reino Unido están reguladas por la FCA como un “contrato por diferencia”.

El bitcoin, la criptomoneda más popular de la industria creciente, fue inventada por el seudónimo Satoshi Nakamoto en el 2008 como un “sistema electrónico de efectivo de igual a igual”, tras la crisis financiera mundial.

Sin embargo, su uso inicial se ha desvirtuado para convertirse en instrumento de especulación que ha creado una burbuja equiparable a la fiebre del tulipán del siglo XVII, la primera gran burbuja de la era moderna.

En entrevista, el especialista José Neif Jury Fabre explicó que desafortunadamente muchos usan el bitcoin para especular.

“Cada vez hay más gente interesada en hacerse multimillonaria con el bitcoin y desafortunadamente va creciendo muy despacio la cantidad de gente que usa el bitcoin para lo que fue originalmente creado: para hacer pagos”, explicó Jury Fabre.

El experto en bitcoin nos mostró cómo en unos segundos se abre una cuenta de bitcoin, con una aplicación, un clic y una contraseña.

“Todo es virtual hasta que las casas de cambio de la vida real se conectan y te permiten el retiro de efectivo”, explicó.

“A los que creemos que el bitcoin sí tiene un valor, no nos gusta que la gente se meta a especular porque la volatilidad afecta el sistema de pagos”, explicó el especialista.

Señaló que una razón muy importante para lo que las personas usan la criptomoneda es la inclusión financiera.

“Los bancos se han vuelto más estrictos con transacciones financieras por el tema del lavado de dinero o financiamiento del terrorismo. Están sujetos a una regulación más estricta que antes y tener un cliente también se vuelve más costoso”, señaló el especialista mexicano.

En Reino Unido existen casas de cambio como Coinbase que está vinculado al banco inglés Barclays, mientras que en México la casa de cambio Bitso permite el retiro de efectivo entre ambos países.

Sin embargo, los especialistas reconocen que el bitcoin tiene un problema de imagen pública.

“La gente se enteró de su existencia cuando empezó a subir como loco, era como la fiebre del oro. En lugar de haberse enterado como un medio de pago muy eficiente porque no existe un banquero de por medio”, señaló.

Para los bancos, la tecnología blockchain de bitcoin resulta interesante porque ahorra dinero, es confiable y protege de ataques cibernéticos.

El futuro en Reino Unido “es prometedor” porque hay esfuerzos para informar sobre el beneficio real del bitcoin y porque existen autoridades financieras abiertas.

El fundador del website Bittylicious, Marc Warne, que permite a las personas comprar y vender bitcoins, señaló que la gente puede depositar sus ganancias de manera directa en bancos británicos.

Sin embargo, bancos como HSBC monitorean de cerca las ganancias del bitcoin que llegan a sus cuentas. Además, se encuentra a la espera de las futuras regulaciones de la autoridad financiera a finales de este año.