Daniel Calleja Pinedo, el nuevo presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), le da su voto de confianza a las reformas estructurales que ya fueron aprobadas, pero a largo plazo, porque -según él- no serán la varita mágica que resolverá todos los problemas de manera inmediata.

Entrevistado por El Economista, Calleja dice que por esa razón se mantendrán vigilantes, para que se respete el espíritu de los cambios. Porque de lo contrario vendrá la decepción y tendremos que quedarnos otra vez en el tren del pasado, cuando nos estancamos frente a otras economías emergentes .

¿Serán la reformas estructurales las que nos lleven a un crecimiento de 5.3% al final del sexenio?

No hay varita mágica, pero por lo menos ya se sentaron las bases, porque en los últimos 12 años, México y sumando los últimos tres de Ernesto Zedillo, sentimos que llevaban un impasse fuerte en el país. México se había quedado trabado, en lo que desgraciadamente la cuestión política tomó una relevancia importante.

No se pudieron llevar a cabo una serie de reformas desde mediados del sexenio de Zedillo y los dos del PAN. Con esta parte del actual gobierno por lo menos hubo un Pacto que funcionó en el sentido de que se destrabaron las reformas como la educativa, la de telecomunicaciones, energética, financiera y la electoral.

En fin, si bien hubo antes una serie de reformas, nunca fueron profundas o lo suficientemente profundas, para que eventualmente empecemos a ver el inicio de una alineación de medidas para la generación del crecimiento, que es una asignatura que tenemos pendiente.

Por un lado, eso es algo positivo, aún con todo lo que implicó la reforma hacendaria, que fue algo ríspido y que desanimó a las empresas.

Usted dijo en su discurso de toma de protesta que van a monitorear las reformas ¿Cómo le van a hacer?

Lo vamos hacer con base en el detalle de las leyes secundarias. Ya vimos el inicio de la película, que fue bueno, en comparación al impasse que teníamos, y empezamos a tener confianza en que las leyes que se han promulgado van en una dirección correcta.

Se están alineando para el crecimiento. No será inmediatamente, habrá impactos en el consumo, por los precios de la misma reforma hacendaria por algunos puntos que tocó, va a tener un efecto contracíclico.

Sin embargo, éste va a poder ser contrarrestado con otras reformas, como la de telecomunicaciones.

¿Qué otros aspectos vigilarán?

Sin duda el tema del déficit. El gobierno tendrá que ser muy cuidadoso y nosotros como sociedad, vigilar que sea transitorio y coyuntural, para contrarrestar las medidas contracícliclas de la reforma hacendaria.

¿Cómo definiría el año 2014?

Será un año en el que deberemos trabajar para entender los alcances de las reformas estructurales a mediano y largo plazo.

Por el simple hecho de ver hacia el futuro, en donde se están alineando una serie de reformas que estábamos esperando de mucho tiempo atrás, vamos a estar a la expectativa, muy vigilantes, para que se respete el espíritu de éstas, creo que a finales de año empezaremos a ver beneficios.

También será un año de estar a la expectativa y de acercamiento con las autoridades. Viene la cuesta de enero, pero eso no lo vamos a poder eliminar.

¿Qué riesgos se perciben?

Que Estados Unidos no haga bien su tarea para resolver su situación fiscal y que el gobierno no aterrice de manera adecuada la reforma energética, porque de lo contrario seguiremos subidos en un tren que avanza despacio. Seremos un país, poco competitivo.

Daniel Calleja Pinedo

Siguiendo la tradición familiar

No solamente será el presidente nacional del IMEF para 2014, sino el primero cuyo padre ocupó esta posición hace 37 años. Nunca antes se había dado este caso en la historia del IMEF. Su padre, Carlos Calleja Navarro (q.e.p.d.) fue presidente nacional en 1977.

Siguiendo la tradición, Daniel Callejo se afilió al IMEF desde hace 14 años.

Ha ocupado diferentes posiciones dentro del Consejo Directivo del Grupo IMEF Ciudad de México de donde fue presidente en el 2012.

En el Consejo Directivo Nacional, presidió el de Administración y Finanzas y fue vocal en el Comité de Compensaciones.

Es administrador de empresas egresado de la Universidad Iberoamericana con Maestría en Administración de Empresas por el ITAM.

Ha trabajado en Grupo Bufete Industrial, Anderson Clayton, Grupo Industrial Camesa, Controladora Comercial Mexicana y Prestaciones Universales, entre otras.

Hoy dirige el rumbo de Operadora de Programas de Abasto Múltiple (OPAM), empresa emisora de vales mejor conocida como Ecovale.

[email protected]