La reforma en pensiones que se busque hacer en el país debe percibirse como un nuevo pacto social ante la situación económica, laboral y demográfica que vive el país, coincidieron directivos y representantes de las administradoras de fondos para el retiro (afores).

“La convocatoria que se está haciendo a una reforma es una convocatoria para renovar el pacto social para que se tenga una sociedad con una vejez financieramente digna e independiente”, expuso Tonatiuh Rodríguez, director general de banca de Ahorro y previsión de Banco Azteca.

Indicó que se debe tener una especie de conciliación entre las personas que siguen trabajando con las personas que están pensionadas. “Debemos asegurarnos de que el intercambio de bienestar es socialmente adecuado y justo, especialmente el de las mujeres que trabajan en condiciones itinerantes y diferentes a las de los hombres, por lo que sus periodos de acumulación de ahorro son más cortos”.

Ramírez indicó que, desde el gremio de las afores, se deben hacer mayores esfuerzos para que contribuyan a que se materialice un sistema nacional de pensiones que cuente con portabilidad de derechos, con equidad, reglas y con instituciones eficientes.

En este sentido, Eduardo Parra, director general de Afore Azteca, coincidió en que el tema de pensiones no debe considerarse como un tema individual, sino de toda la sociedad, pues a través de las contribuciones de cada persona, se mejora el sistema de salud y de pensiones.

México, con oportunidad histórica

José Antonio Llaneza, country head de afore Principal, consideró que México tiene una oportunidad histórica de resolver sus problemas de pensiones. Para ello, indicó que se deben tener soluciones más sencillas y creativas.

Por ejemplo, expuso el caso de los trabajadores que no están alcanzando las 1,250 semanas de cotización para poder solicitar su pensión. Llaneza propuso que se puedan hacer aportaciones voluntarias que sean equiparables a semanas de cotización.

A su parecer, concentrar el debate en si se debe aumentar la edad de retiro no es la mejor opción, pues la pensión depende más del ahorro que se genere. “Se deben buscar soluciones más creativas para que los trabajadores puedan lograr las semanas de cotización a través de las aportaciones voluntarias”.

Enrique Solórzano, director general de Sura México, expuso que las afores deben mejorar la comunicación con sus clientes para que puedan entender la relevancia de ahorrar para su retiro.

“Es imperante decirle a cada uno de los trabajadores que su ahorro obligatorio no va a construir una buena pensión, por lo que deben hacer un mayor esfuerzo por ahorrar más”.

Para ello será necesario el asesoramiento de su afore para explicarles, entre otros temas, las ventajas y desventajas de que estén trabajando en la formalidad e informalidad, respectivamente.

Recordó que hay más de 60 millones de trabajadores a los que se tiene que llegar, por lo que se buscará hacerlo a través de los beneficios que da la tecnología.