En caso de aprobarse la reforma a la ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), propuesta por el Ejecutivo Federal, la colocación de este organismo podría aumentar hasta 18%, de acuerdo con estimaciones informadas por su director general Carlos Martínez Velázquez.

“Pensamos que la colocación de crédito puede aumentar 18%, sólo en el primer año y se esperaría que, a partir de formar estos nuevos créditos y estas nuevas líneas, más gente se pueda acercar en el futuro”, declaró Martínez Velázquez en una charla virtual que sostuvo con representantes del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

Este miércoles 28 de octubre, la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el dictamen de la iniciativa de reforma a la ley del Infonavit, con algunos cambios de redacción, respecto a la propuesta del presidente y con la posibilidad de que el organismo cofinancie con otras instituciones financieras los segundos créditos otorgados por el mismo.

Asimismo, se propone que el organismo elabore las reglas de operación en un plazo de 120 días después de la entrada en vigor de la reforma, y no 90 días después, como la iniciativa original proponía.

De acuerdo con las estimaciones presentadas por Martínez Velázquez, para el siguiente año y sin contar la reforma, el Infonavit tendría una colocación de cerca de 500,000 créditos, entre hipotecarios, autoconstrucción, remodelación y segundos financiamientos; sin embargo, ya con los programas derivados de la aprobación de la iniciativa del presidente, dicha colocación se iría hasta 587,532 financiamientos.

Obligaría a CNBV

Martínez Velázquez detalló que dicha reforma también obligaría a la Secretaría de Hacienda, por medio de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a modificar la Circular Única de Entidades de Fomento (CUEF) con el fin de poner las reglas respecto a las reservas de crédito, riesgos y otros aspectos que tendrían los nuevos productos derivados de la reforma.

“Las reglas de operación tienen que ser aprobadas por el Consejo de Administración del Infonavit y la Secretaría de Hacienda, a través de la CNBV, tendrá que ajustar la circular única de entidades de fomento… que establece los mecanismos de reservas de crédito, riesgos y demás que tendríamos que observar en el instituto”, comentó el funcionario.

El directivo del Infonavit explicó que luego de su aprobación en la Comisión de Vivienda, la propuesta será discutida y en su caso aprobada en el pleno de la Cámara de Diputados, para posteriormente ser analizada y avalada en el Senado de la República. Una vez que finalice su proceso legislativo y entre en vigor, el Infonavit tiene 120 días para crear las reglas de los nuevos programas del organismo.

Martínez Velázquez resaltó los tres puntos primordiales de la reforma:

  • Reconocer el derecho de los trabajadores de recibir el monto de su crédito de manera directa y sin intermediarios.
  • Posibilitar al trabajador de acceder a un número ilimitado de créditos, siempre y cuando pague el anterior.
  • Se reconoce el derecho de los afiliados al organismo, sin una relación laboral activa, para acceder a créditos del Infonavit.

El funcionario recordó que, con la reforma, se amplían las posibilidades del destino del crédito otorgado por el organismo; se prevé de manera explícita la autoproducción como destino de los créditos y se crea una línea específica para refinanciamientos.

En la actualidad, el Infonavit administra recursos equivalentes a 6% del Producto Interno Bruto, 66 millones de cuentas y tiene una cartera de 6.2 millones de créditos activos.