A pesar del programa de reestructura de créditos en Veces Salarios Mínimos (VSM) a pesos y tasa fija anunciado por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), éste no será para todos los derechohabientes del organismo que han accedido a un crédito, por lo que es una oportunidad para que se dinamice la movilidad y traspase el financiamiento otorgado por la hipotecaria del Estado a otra institución financiera.

El pasado miércoles, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, anunció el programa de reestructura de los créditos originados en VSM, denominado Responsabilidad Compartida; sin embargo, éste se prevé para beneficio de 745,000 personas al final del sexenio, lo que significa solo 19% de los créditos vigentes otorgados en esa modalidad, es decir, que casi ocho de cada 10 financiamientos en VSM no podrán ser reestructurados.

Expertos indicaron que, pese a dicho esquema, todavía hay un gran universo de acreditados que no serán beneficiados, los cuales ante las condiciones de los créditos otorgados en VSM por el Infonavit pueden trasladar su financiamiento a una institución financiera como un banco, esto como parte de la reforma financiera de la administración anterior.

“Definitivamente los créditos en VSM, que están indexados a la inflación, se vuelven muy difíciles de pagar. Aunque en la actualidad ya están ligados a la UMA, al final de cuentas siguen los créditos indexados al aumento de precios (...) Es positiva la reestructura”, detalló Sergio San Sebastián, director general del bróker Credimejora Ciudad de México.

“Todos aquellos créditos —añadió—, que Infonavit ha dado en VSM y que no cumplan con los requisitos para el programa de Responsabilidad Compartida, es cierto que siguen siendo peligrosos, pues están indexados a la inflación, pero existe la posibilidad de poder sustituirlos a la banca”.

De acuerdo con San Sebastián, actualmente la movilidad hipotecaria representa 5% del mercado hipotecario, debería ser mayor sobre todo por la situación en la que se encuentran muchos trabajadores que adquirieron sus créditos en VSM con el Infonavit y que posiblemente se queden fuera del programa al no cumplir con los requisitos impuestos por el organismo.

“Todas estas personas (que se queden fuera) valdría la pena que buscaran asesoría y ver si se pueden cambiar a un banco, puede haber ahorros importantes si se cambian a un banco”, dijo San Sebastián.

Para Óscar Navarro, director comercial de Coldwell Banker México, cuando se anuncian programas como el del Infonavit, el mercado hipotecario comienza a moverse y uno de dichos movimientos sería el dinamismo que pudiera tener la movilidad hipotecaria al no cubrir a la mayoría de acreditados en VSM.

“Obviamente cuando salen opciones, empiezan a generar mucha popularidad, siento que habrá un sector importante de Infonavit que se inclinará a ir a un esquema bancario”, expuso Navarro.

El directivo de Coldwell Banker México acotó que antes de decidir trasladar la hipoteca contratada con el Infonavit a un banco, el acreditado debe considerar si la tasa que le ofrece la institución bancaria le conviene para trasladar su financiamiento.

“Estas personas tienen que revisar la tasa que les ofrezca la institución bancaria para mudar su crédito y considerar la variable, si le conviene (por su nivel salarial) mantenerse en el esquema de VSM o si optan por la reestructuración con un banco”, acotó Navarro.

El directivo de Credimejora precisó que para créditos en los cuales su deuda sea menor, posiblemente el cambio de hipoteca no sea lo más conveniente, porque hay que cubrir gastos notariales importantes, pero en caso de que sean deudas con sumas importantes, es conveniente trasladar dicho financiamiento a un banco, que ofrecerá una tasa fija en el mismo.