Acerca de la propuesta para reformar el sistema de pensiones nacional, enviada este fin de semana al Senado de la República para su discusión, que incluye un tope máximo en el cobro de las comisiones de las Afores, los especialistas consideraron que “no ven un impacto material negativo” en la manera en que estas administradoras podrán invertir los recursos de los trabajadores. 

“No creemos que la reducción en las comisiones que cobran las Afores cambien su estrategia de inversión porque tienen políticas de inversión definidas en las distintas clases de activos”, comentó Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital México (BWC). 

Las afores tenían invertidos 51.8% de los recursos que administran en deuda del gobierno, en deuda corporativa, excluyendo bancarios, su participación fue de 19.20% en el mes de referencia.

Mientras que en renta variable nacional (acciones de compañías listadas en la Bolsa) local representaron 5.9% del total de recursos que administraban a agosto, los cuales ascendieron a 4.453 billones de pesos.

En renta variable internacional más del 18% en renta variable internacional, entre otros instrumentos.  Jacobo Rodríguez señaló que la reforma está más enfocada a términos administrativos más que operativo y es positiva porque beneficia a los trabajadores y en su ahorro para obtener el máximo rendimiento posible con una buena administración de riesgos. 

La propuesta es que las comisiones que los ahorradores pagan por la administración de sus recursos es que sea un promedio a las que aplican países como Estados Unidos, Colombia y Chile, que son de 0.45, 0.62 y 0.54%, respectivamente.   

Actualmente en México las afores cobran una comisión de 0.92%, en promedio, sobre el saldo y con la reforma propuesta se busca fijar un monto máximo en las comisiones que cobran las 10 Administradora de Fondos para el Retiro (Afores).

En el 2019, de los recursos que captaron las administradoras por el cobro de comisiones, el mayor porcentaje (58%) lo destinaron a cuestiones operativas y el 42 a gastos comerciales.

Datos de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) muestran que entre el 2008 y 2020, la reducción de las comisiones que cobraban pasó de 1.90% a 0.92 por ciento.