Banco del Bajío (BanBajío), uno de los que hoy operan sus transferencias electrónicas por un sistema alterno, negó que recursos de la institución o de sus clientes, hayan sido sustraídos por el problema que se enfrenta desde hace más de dos semanas con el SPEI, y afirmó que estos siempre han estado 100% seguros.

“BanBajío informa que ni la compañía ni sus clientes, en ningún momento han sido afectados económicamente, y el Servicio de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) con el que opera, no ha sido 'hackeado'”, subrayó. 

Joaquín Domínguez, director de finanzas del banco con sede en León, Guanajuato, puntualizó que se trata de una información falsa, y que ya fueron hechas las aclaraciones pertinentes tanto al público como a los inversionistas al tratarse de una empresa pública que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En entrevista, el directivo explicó que BanBajío se subió al canal alterno (como casi una veintena de bancos) porque así lo instruyó el Banco de México (Banxico). “Entonces estamos operando un esquema de contingencia, de manera preventiva, pero hasta ahora no tenemos un sólo tema de falla”.

No obstante reconoció que por esta situación se ha registrado lentitud en el servicio de transferencias y es algo en lo que están varios bancos.

“Al final esta lentitud se traduce en una protección de los saldos de las cuentas de los clientes de toda la banca, como de la propia tesorería de un banco”, dijo.

Agregó: “le estamos dando un seguimiento muy puntual, hay un esfuerzo muy importante tanto de nuestras áreas de tecnología como de nuestras áreas de back office, a efectos de garantizar que no va a haber ningún efecto negativo para nuestros clientes ni para el banco”.

Joaquín Domínguez no quiso adelantar cuánto tiempo BanBajío seguirá operando en el esquema alterno, pues aclaró que es el Banxico quien lo determina, pero aseguró que hay esfuerzos importantes en sus equipos de sistemas para darle velocidad y cumplimiento a lo que pide la autoridad.

“A efectos de que, por nosotros, esto se resuelva cuanto antes, y se tienen que tomar las debidas precauciones desde la autoridad, a efectos de que no por darlo lo antes posible, este servicio se ponga en riesgo a las tesorerías de los bancos o a los clientes”, señaló.

El directivo reconoce que hoy la tecnología avanza de forma importante, por lo que entidades bancarias como BanBajío, trabajan en inversiones y planes para reforzar la seguridad de sus sistemas.

“Nosotros no somos la excepción, llevamos ya un tiempo haciendo fuertes inversiones en nuestros sistemas de control y de innovación tecnológica para garantizar la plena seguridad en las transacciones de nuestros clientes y en nuestros accionistas”, comentó.

Agregó: “de la mano con toda esta parte de reforzamiento tecnológico, en seguridad, tenemos políticas y procedimientos y controles internos que nos permiten detectar cualquier movimiento inusual en las operaciones bancarias que vienen a reforzar la parte tecnológica, tanto detección de potenciales fraudes o intromisiones al sistema”.

Hace unos días, el director de este banco, Carlos de la Cerda, comentó a El Economista que, dada la experiencia internacional que tienen, se tienen expertos en cada una de las áreas clave, incluidas las de riesgos.

“Tenemos un experto en riesgo, en crédito, en sistemas, en Tecnología de la Información y un experto en seguridad informática (…) entonces tenemos un área de seguridad informática sumamente robusta; tenemos un comité de seguridad en informática, donde estamos viendo que nuestras prácticas, procesos y herramientas, están en primer nivel”, expuso el banquero.

[email protected]