A pesar de que las autoridades se habían puesto como meta realizar 130,000 acciones de vivienda bajo el esquema de subsidios durante el 2017, no se podrá alcanzar dicho objetivo debido, principalmente, a los recortes que tuvo este programa.

En conferencia de prensa, Jorge Wolpert Kuri, titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), informó que durante este año se realizarán 95,000 acciones de vivienda bajo el esquema de subsidios que opera este organismo; es decir, una cifra menor a la estimada a principios de año.

“Hay que recordar que el presupuesto empezó con 35% abajo (respecto del 2016), aun así teníamos, digamos, el propósito de alcanzar una población atendida por el orden de 130,000 acciones (pero) fue más baja”, detalló Wolpert Kuri.

Dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación de este 2017 se le destinaron alrededor de 6,500 millones de pesos al esquema de subsidios, lo que significó una reducción anual de 35 por ciento. El funcionario precisó que de este monto presupuestado para este 2017, 800 millones de pesos sirvieron para colocar la vivienda que se encontraba atorada por falta de recursos desde el 2016 y, además, de que en el transcurso de este año sufrió otro recorte del orden de los 1,000 millones de pesos.

“Hay que recordar que 800 millones de pesos del presupuesto del 2017 fueron para atender unos folios del 2016. Eso bajó la meta en aproximadamente 11,000 acciones, que si bien fue recurso del 2017, éste se utilizó para vivienda del 2016, eso infló la dispersión de acciones del 2016, pero en realidad bajó las del 2017”, explicó.

“Por otro lado, precisamente para mantener una política económica y financiera sana, Conavi, como muchas instancias federales, sufrió un recorte en el transcurso del 2017 del orden de 1,000 millones de pesos”, añadió.

Asimismo, detalló que con el cambio en las reglas de operación del programa de subsidios, que se dio para este 2017 con el fin de concentrarse en las personas de menos ingresos, también se vieron afectadas las metas de la ejecución de acciones de vivienda para este año.

“Había que concentrar una mayor cantidad de subsidio en la población de bajos ingresos, entonces casi toda esa población optó por el monto máximo de subsidio y el promedio del recurso por acción aumentó. Si bien eso es lo que buscamos, hizo que también las acciones disminuyeran”, acotó.

Pese a esto, Wolpert Kuri acotó que durante este 2017, y gracias a los cambios de operación en las reglas de entrega de subsidios para este año, se logró una mayor atención a personas de bajos ingresos y se mantuvo el dinamismo en el sector.

“A partir de la entrada en vigor de las reglas del 2017, se nos ha permitido que poco más de 85% de la dispersión de subsidio esté focalizada en la población con ingresos por debajo de 2.6 Umas (5,966 pesos mensuales). En el 2016, este porcentaje no rebasaba 60%”, indicó el funcionario y agregó que para este año la inversión total en el sector podría finalizar en 480,000 millones de pesos.

CAMBIOS PARA EL 2018

Wolpert Kuri agregó que para el 2018, el esquema de subsidios que opera la Conavi nuevamente tendrá adecuaciones con la finalidad de atender a personas (de todavía más) bajos ingresos, por lo que para la adquisición de vivienda nueva ya no se entregará este apoyo a personas que ganen más de 2.8 Umas; es decir, 6,425 pesos mensuales.

“Estos cambios a las reglas de operación que han funcionado nos permiten hacer ajustes a las reglas de operación para el 2018 (...) cambios como, por ejemplo, ya no habrá subsidio para vivienda nueva para quienes tengan un ingreso por encima de 2.8 Umas; es decir, vamos a focalizar un subsidio de la población afiliada con un ingreso por debajo de 2.8 Umas”, explicó.