De las 420,000 tarjetas de crédito que hay en el estado, 300,000 se usan para gastos y bienes, y 120,000 para emergencias, ante esta situación la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda voltear la cifra.

El delegado federal en Querétaro, Antonio Castillo Willars, informó que de las deudas de las tarjetas suman 400 millones de pesos y una morosidad de 5%, que representa los 20 millones de pesos.

La tarjeta es un medio muy socorrido para las personas y la están usando para gastos de bienes de consumo, no es lo que nosotros recomendamos, si no para emergencias o cuando se requiera realmente. Para que alguien la use cuando no pueda realizar su pago en una sola exhibición, pero sólo si es una emergencia , dijo.

Durante la Décima Primera Sesión del Consejo Consultivo de Estatal de la Condusef, el delegado indicó que durante los tres primeros meses del año se han realizado 3,938 acciones.

En el mismo evento, el Director de Delegaciones del Centro-Occidente, Jorge Acosta González, destacó que los mexicanos han comprendido que los plásticos no son un ingreso adicional, sino un crédito que se debe pagar, por lo que a nivel nacional se registra un manejo más cuidadoso y cauteloso de las tarjetas.

Esto se ha reflejado en el decremento de la morosidad que paso de 12 a 5%, cifra similar a la que registra Querétaro.

Asimismo, Castillo Willars indicó que el hecho de que los queretanos sólo utilicen sus tarjetas para casos de emergencia habla de una evolución en materia de cultura financiera por parte de los tarjetahabientes, al evitar el endeudamiento.

Hay gente que cae dentro del término totaleros, son quienes pagan el total del crédito a fin del mes, eso es excelente , agregó.