La Asociación de Bancos de México (ABM) rechazó que se actúe con laxitud en los créditos que se otorgan a estados y municipios.

Con ello respondió al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babatz Torres, quien aseguró que esa cartera ha encendido focos amarillos derivado, entre otros aspectos, del poco rigor que algunos bancos ejercen al aprobar préstamos.

El presidente de la ABM, Jaime Ruiz Sacristán, negó que esa sea la situación, aun cuando cada banco tenga su política de medición de riesgos.

El vicepresidente Ejecutivo del organismo, Luis Robles Miaja, comentó a su vez que este portafolio crediticio representa menos de 2.0% del Producto Interno Bruto del país, por lo que aun si toda la cartera cayera en mora no representaría un riesgo sistémico.

Destacó que esta cartera está clasificada como riesgo soberano, por lo que cuenta con el respaldo de las participaciones federales y son mínimos los que carecen de alguna garantía.

Por tanto, la ABM hizo un llamado para que se evite generalizar una problemática que se ha presentado de manera mínima en alguna entidad federativa, o satanizar este tipo de préstamos.

De hecho, Enrique Zorrilla Fullaondo, vicepresidente de la ABM, consideró que sería una señal negativa que los estados no se endeudaran, ya que ello significaría que no están invirtiendo en el desarrollo de obra pública en beneficio de su entidad.

Luis Niño de Rivera Lajous, vicepresidente también del organismo, subrayó que los bancos dedicados a atender a este segmento tienen áreas especializadas que conocen la estructura y manejo de los recursos que hacen estos estados y municipios, por lo que reitero su negativa a tal laxitud.

Insistió que ante la buena historia que registra esta cartera de crédito no ven un problema ni la posibilidad de cerrar o limitar la colocación de estos préstamos.

Así, reveló, de 900 créditos registrados solo seis han reportado retraso en el pago.

apr