Monterrey.- Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) de Nuevo León se generan de manera constante en Nuevo León y podrían crecer 28% anual si tienen acceso al crédito, indica la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom) Konfío.

“Nuevo León es uno de los principales lugares de generación de Pymes de todo el país. Los norteños han sabido desarrollar sus ideas y transformarlas en negocios por muchas generaciones, con un gran ADN emprendedor”.

“Queremos fomentar ese espíritu apoyándolos con más y mejores créditos para que esas ideas continúen creciendo y se fortalezcan, independientemente al rumbo de la economía general del país”, afirmó Filiberto Castro, oficial Jefe de Crecimiento de Konfío.

Según el reporte elaborado por Konfío, la falta de acceso al financiamiento se debe a que los bancos evalúan la conducta observada o histórica de los dueños, pero no toman en cuenta el dinamismo, la formalidad o crecimiento de sus negocios.

También se les pide cumplir con la antigüedad mínima del negocio y hasta comprobar flujos de operación suficientes para los estándares bancarios o incluso garantías y avales.

Para que la situación de las Pymes cambie, por la rapidez con la que deben escalar sus negocios, es necesario contar con productos financieros ágiles que se adapten a sus necesidades, indicó Castro.

Destacó que en otros modelos de crédito a Pymes, el tiempo para decidir el crédito va de los 15 a 20 días, pero es necesario contar con un aval y garantía y se piden 12 meses de estados de cuenta y declaraciones anuales.

En Konfío, dijo, se otorgan créditos en línea desde 100,000 pesos hasta 2 millones de pesos, con una tasa de interés fija, el tiempo para decidir el crédito es de 10 minutos, y no es necesaria una garantía ni un aval.

Lo que solicitan a las pymes interesadas en un crédito es contar con el Registro Federal de Causantes (RFC) con el que factura, información del negocio, así como una cuenta bancaria, identificación oficial y la contraseña del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El proceso se reduce a completar la solicitud en línea y cargar los requisitos, agendar una cita para recoger el contrato firmado y recibir el dinero en menos de 48 horas.