Paulina Gómez Robles / el economista

Ante el desplome del precio internacional del petróleo, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) propuso al gobierno ocho puntos estratégicos para rescatar las finanzas públicas, antes de optar por un recorte al gasto.

Ernesto O’Farril, presidente de la Comisión de Análisis Económicos del IMCP, recordó que cuando el gobierno tiene el problema de una caída en sus ingresos cuenta con tres caminos: bajar el gasto, incrementar los impuestos o aumentar la deuda, pero también, dijo, se podría hacer una combinación de las tres.

El primer punto que propuso el IMCP para generar mayores ingresos e incrementar la inversión y el empleo, es revisar el Presupuesto de Egresos del 2015 para así diferenciar lo que es prioritario de lo superfluo.

Una vez identificado, dijo, en el segundo semestre del año se debe proponer un recorte en el gasto corriente en los tres poderes y en los tres niveles de gobierno.

En conferencia de prensa detalló el segundo punto. Consideró que se debe instrumentar la depreciación acelerada para nuevas inversiones en activos fijos. Como tercer punto está el permitir la deducibilidad a 100% de las prestaciones laborales a los trabajadores.

En la cuarta y quinta se plantea un dictamen para reformar la fiscalización, así como hacer deducibles todos los gastos personales de los contribuyentes. En el sexto, se propone considerar deducibles las aportaciones a los fondos de pensiones de las empresas y de los planes individuales de retiro.

Como séptimo punto se encuentra la implementación de un timbre fiscal para facilitar la repartición de capitales. El octavo y último, tiene que ver con evaluar el precio de la gasolina, donde se puede generar al erario una utilidad de más de 200,000 millones de pesos al año.

Inseguridad y corrupción pegan a negocios

Al dar a conocer el Índice Mexicano de Confianza Económica, O´Farril informó que la percepción sobre la situación para hacer negocios en México no fue favorable; el indicador disminuyó 1.36 puntos y se ubicó en 70.03 unidades en diciembre del 2014.

Los principales obstáculos para los negocios, aclaró, fueron las pésimas condiciones de seguridad con las que cuenta el país. Esta situación obtuvo el primer lugar, con 69% de las respuestas. La falta de capital y la corrupción ocuparon el segundo lugar, con 56%, y la falta de financiamiento representó 55% de las respuestas.

Siete de cada 10 encuestados consideraron que las condiciones de inseguridad pública en el país son el principal obstáculo que limita el crecimiento económico de México , precisó.

Contribuyentes sufrirán reforma fiscal

Por su parte, el presidente del IMCP, Leobardo Brizuela, vaticinó que en el primer trimestre del año los contribuyentes van a vivir en carne propia las consecuencias de la reforma fiscal. El golpe más duro, advirtió, será para las personas físicas y morales que presenten su declaración anual.

El 2014 ha sido un año fiscal complicado, la reforma hacendaria afectó a los contribuyentes, por ello buscamos una reducción de impuestos. Tenemos que ayudar a la economía para que se logre activar y así se generen mayores plazas de empleo , aseveró Brizuela.

La economía mexicana, dijo, se encuentra en un momento de especial atención en virtud de la volatilidad cambiaria, que en una palabra se traduce como incertidumbre en las operaciones que realizan las empresas, en especial para aquellas que realizan compras o ventas en esta moneda.

[email protected]