Prolongar la vida laboral de los trabajadores para prevenir la pobreza en la vejez, no es suficiente para asegurar un sistema de pensiones funcional y financieramente viable, advirtió un informe de Credit Suisse Research, lanzado en el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) de Davos.

En su tradicional informe anual lanzado ante los grandes líderes industriales, políticos y económicos del mundo, explicaron que las bajas tasas de fertilidad y el aumento de las expectativas de vida, están imponiendo importantes retos para los sistemas de pensiones del mundo.

En el informe anual del Research Institute, titulado “Repensar el retiro”, resaltaron que las reformas impulsadas en economías en desarrollo están moviendose a prolongar la vida laboral, ante pensiones deficientes y subsidios bajos.

Sin embargo alertan que mantener activos a los trabajadores de más edad resulta más costoso que contar con empleados más jóvenes, por el impacto que tiene la acumulación de experiencia, conocimiento y su reflejo en el salario.

En el documento ofrecen cuatro alternativas para generar sistemas de pensiones más sostenibles que, “de preferencia”, tendrían que aplicarse combinadas.

  1. Estimular a los trabajadores a incrementar sus ahorros en la vida laboral para la jubilación.
  2. Impulsar un impuesto cuya recaudación se destine al aumento de fondos públicos para subsidiar el retiro.
  3. Elevar la edad de jubilación.
  4. Convencer a las personas a recibir pensiones más bajas que garanticen la sostenibildiad de largo plazo del sistema.

En el documento, los autores encabezados por Sara Carnazzi, explican que una combinación de las citadas medidas puede ayudar a conseguir que los trabajadores en retiro continúen disfrutando el nivel de vida al que están acostumbrados durante su vida laboral activa. 

abr