Grupo Progreso de Chihuahua entregó ya la documentación respectiva a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de sus cuatro figuras financieras que quiere integrar como banco de nicho –unión de crédito, casa de cambio, sofipo y sofom-. Y aunque su director general, Jaime Ramón Herrera Corral, reconoció que es muy difícil que la autorización para operar como tal se la otorguen en la junta de la CNBV de los próximos días, sí confío en que ello ocurra antes de que concluya la actual administración.

Hemos hecho entrega ya de toda la documentación, de todas las proyecciones de modelo de negocio, proyecciones financieras, los manuales operativos que son alrededor de 12. Hay una serie de documentos que tienen que ver con la parte estratégica de negocio, la parte organizacional del nuevo banco, la parte de los procesos de crédito, de captación y la parte de riesgos, que es muy importante , explicó el Director General de Grupo Progreso.

Precisó que ha sido un proceso complejo, pues a diferencia de otras entidades que de manera individual buscan migrar a banco, Grupo Progreso lo que intenta es integrar cuatro figuras en una, lo que ha derivado en una mayor complicación. Aun así, destacó la disposición, coordinación y buen trabajo que realizan tanto la CNBV como el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Herrera Corral mencionó que la autoridad está en proceso de revisión de la documentación, mientras que el grupo está al pendiente de los requerimientos que se le hagan.

Comentó que hay una buena aceptación del modelo de negocio que se ha planteado, toda vez que no se trata de un proyecto nuevo, sino que, por ejemplo, la unión de crédito tiene ya una experiencia de 36 años. Para la Comisión este hecho es muy importante , dijo.