El Banco Central Europeo (BCE) informó este miércoles que "ha tomado nota" de la decisión favorable de la justicia europea sobre su programa de compra de deuda pública, y que por lo tanto, está "listo para su uso".

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que este programa, denominado Outright Monetary Transactions (OMT), que fue anunciado en el verano de 2012 y que todavía no ha sido puesto en marcha, es compatible aunque con condiciones, con el derecho europeo.

El Tribunal dará a conocer en algunos meses su fallo, aunque es poco probable que varíe de la opinión emitida este miércoles.

Asimismo, el Tribunal Constitucional alemán, que a su vez recurrió al Tribunal de Justicia europeo cuestionando la legalidad del programa OMT, tendrá que emitir su parecer al recurso interpuesto por políticos y organizaciones no gubernamentales contra el gobierno alemán.

Aunque todavía no puede cantar victoria, el BCE ha recibido un espaldarazo, en el momento en que se prepara para sacar la artillería pesada.

La institución monetaria prepara actualmente un programa todavía más ambicioso que el OMT para apoyar a la zona euro, amenazada por la deflación, el llamado "quantitative easing" o expansión cuantitativa, que supondría la compra masiva de deuda pública en toda la zona euro y no sólo en provecho de los países que se benefician de planes de ayuda de sus socios europeos, como es el caso para la OMT.

El llamado "QE" podría activarse a finales de mes, o como muy tarde en marzo. Según los analistas, el fallo publicado en Luxemburgo retira los obstáculos jurídicos para su puesta en marcha.

erp