La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) obtuvo sus primeras sentencias favorables y definitivas en favor de los contribuyentes mexicanos, ante multas interpuestas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

En un comunicado, refiere que el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) emitió cuatro sentencias en las que declaró la nulidad lisa y llana de diversas multas impuestas a contribuyentes por parte SAT.

Las multas se impusieron por un supuesto incumplimiento a la obligación de declarar mensualmente el Impuesto al Valor Agregado (IVA), trasladado con motivo de su Declaración Informativa para Operaciones con Terceros (DIOT).

Asimismo, correspondieron a sanciones por no informar el precio, volumen valor de enajenación de productos y traslado del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Ante el TFJFA, el SAT no pudo acreditar la existencia de las resoluciones determinantes de dichas multas, mientras que en el caso del IEPS, se consideró fundado el agravio formulado por la Prodecon sobre que el contribuyente no estaba obligado al pago de ese impuesto por no realizar las actividades gravadas.

Por tal motivo no se actualizó la obligación de presentar las declaraciones, cuyo supuesto incumplimiento originaron las multas impugnadas.

La Procuraduría expone que tras haberse dictado por la vía sumaria, las sentencias se constituyen en cosa juzgada en favor de los contribuyentes, ya que la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo no prevé que las autoridades puedan impugnarlas a través del recurso de revisión.

klm