Luxemburgo.- El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, se mostró más "preocupado" por la rapidez de la caída del euro que por su bajo nivel, después de que la moneda única retrocediera por debajo de 1.19 dólares por primera vez en más de cuatro años.

"Coincido con el (primer ministro luxemburgués), Jean-Claude Juncker, que lo que preocupa es más bien el ritmo (de caída) que el nivel", declaró Rehn a su llegada a una reunión de los 16 ministros de Finanzas de la Eurozona en Luxemburgo.

La moneda única ha sufrido una estrepitosa depreciación en los últimos meses como consecuencia de las dificultades presupuestarias a las que hacen frente sus Estados miembros.

La cita en Luxemburgo coincide en un momento de renovadas presiones sobre la Eurozona, convulsionada por el escepticismo de los mercados sobre su capacidad para prevenir una deuda de crisis soberana generalizada en el continente.