El mercado prendario registró una caída de 30% durante 2013 debido al descenso del precio del oro, situación que continuará generando presión en el sector, dijo el director general de Prendamex, Roberto Alor.

El directivo comentó que lo anterior, además de algunos casos de ubicación, obligó a la empresa que dirige a cerrar 90 sucursales en 2013, al pasar de 910 a 820 establecimientos y señaló que "por la caída de 30% del valor del metal algunas tiendas ya no fueron viables".

"El 2013 fue un año difícil no sólo para la economía nacional, sino también para la actividad prendaria", debido a que 80% de los empeños son de joyas y relojes, y con la caída del precio del oro, que todavía no se recupera, "se hizo más chico el mercado", comentó.

El directivo señaló en conferencia de prensa que en general el proceso está en una etapa de consolidación que continuará hacia adelante, pues de un pico de 8,000 establecimientos registrados entre 2010 y 2011, en los últimos años ese número se redujo en 20 por ciento.

"La regulación que se está estableciendo al sector va a significar la reducción de casas de empeño porque no van a poder seguir operando", opinó el directivo.

Explicó que las casas de empeño enfrentan la competencia que les representan las microfinancieras, las cuales muestran un crecimiento importante.

Alor abundó que las casas de empeño deben contar con un seguro o fianza para poder operar; a su vez, deben estar registradas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), lo que ya implica un costo, explicó.

Señaló que los cambios derivados de las reformas hacendaria y fiscal también generan gastos adicionales, aunado a aspectos de la legislación de protección al consumidor, así como contra el lavado de dinero y temas relacionados con la seguridad, los cuales afectan a dichos establecimientos.

Lo anterior, expuso, causará el cierre de entre 20 ó 30% de estos establecimientos.

Sin embargo, expuso, la empresa que dirige prevé la apertura de 10 sucursales este año, con una inversión total de 100 millones de pesos; a su vez, estima franquiciar 20 sucursales, lo que implicará una inyección de recursos por el orden de los 20 millones de pesos.

En cuanto a la suspensión de actividades de El Nacional Monte de Piedad y Fundación Dondé por parte de Profeco, comentó que las supervisiones del organismo han permitido el cierre de casas de empeño irregulares, que suman entre 10 y 20%, del total de establecimientos derivados a la actividad prendaria en el país.

mac