Un par de jóvenes busca ese mercado, al cual las costosas terminales punto de venta (TPV) de los bancos comerciales no han podido llegar.

Antonio Flores y Pablo González toman el reto con Sr. Pago, una empresa de comercio electrónico, que a través de una app adherida a un lector de tarjetas de crédito o débito, recibe plásticos emitidos por Visa y MasterCard y a diferencia de las opciones que ya existen, no es necesario contar con una cuenta bancaria.

Actualmente, las TPV piden a los establecimientos la apertura de una cuenta, preferentemente con chequera, exigen el cobro de una comisión de 5% por monto de transacción y cobran 8,000 pesos por la renta de ésta; además se requiere de una línea telefónica.

Sr. Pago convierte cualquier teléfono inteligente en una TPV, lo que ofrece una enorme flexibilidad para cualquier negocio.

El funcionamiento es simple: en la aplicación del dispositivo móvil se introduce la cantidad a cobrar, se desliza la tarjeta, el comprador firma en pantalla y se envía el recibo de cobro por Wifi o por correo. A diferencia de otros servicios, todos los pagos recibidos por la plataforma se trasladan a una respectiva cuenta de Sr. Pago, para así disponer de ellos de inmediato por medio de una tarjeta de débito del mismo servicio.

Esta propuesta podría funcionar desde ebanistas, jardineros hasta personas dedicadas a vender productos y servicios por su cuenta.

El dispositivo de Sr. Pago tiene un costo único de 650 pesos y para competir con los costos bancarios aplica una comisión de 3.59 por ciento.

Es gratificante ver cómo la gente utiliza el dispositivo. Artistas, pequeños comerciantes, gente que por cuestiones de movilidad no puede cargar un Terminal Punto de Venta (TPV) a todas partes, ahora pueden cobrar y disponer de su dinero en una tarjeta de débito , destacó Antonio Flores, creador y presidente de Sr. Pago.

La sencilla mecánica de Sr. Pago ha sido una de las claves para que desde julio del 2013 a la fecha haya logrado captar alrededor de 3,000 clientes en toda la República y que éstos noten incrementos de 30 a 40% en las ganancias de sus negocios.

Basta adquirir el dispositivo a través de la página de Internet, bajar la app (la cual no tiene costo), ya sea para sistema iOS o Android, conectar el pequeño terminal al smartphone y comenzar a cobrar.

MasterCard, con quien han realizado una alianza, tiene un estimado de que en un año se pueden alcanzar 150,000 usuarios de la tarjeta.

Certificados

Sr. Pago opera a través de un intermediario bancario, Banco Autofin, y los dispositivos están certificados bajo el estándar internacional EMV para la interoperabilidad segura entre tarjetas de crédito y terminales de pago.

Los dispositivos leen la tarjeta, procesan su información en el dispositivo y hacen un pase de la información encriptada de la tarjeta a un servidor. El dispositivo no tiene forma de retener la información , precisó Flores.

cómo inició todo

Flores inició la empresa en el 2010 como una compañía de comercio electrónico, en la que pequeños empresarios y comerciantes pudieran recibir pagos por Internet.

Una de sus primeras aportaciones fue que las empresas pudieran recibir pagos a través de tiendas Oxxo con una boleta de pago, características que posteriormente aterrizaron con el lanzamiento de la app.

Sr. pago es un emprendimiento. No se tenía un gran capital cuando iniciamos, así que hablamos con diferentes personas que se interesaran por el producto para hacer alianzas , refirió Flores.

Se expanden

Entre los planes a futuro de Sr. Pago está colocar el dispositivos en tiendas de autoservicio y seguir concretando alianzas, en línea con las que ya han forjado con establecimientos como Oxxo.

Además, la aplicación está por ser lanzada en Colombia de la mano de CrediBanco, lo que sería su primera incursión en el extranjero.

Estamos felices de ayudar a grandes talentos, y a la gente en general en el proceso de bancarización , concluyó Flores.