La Cámara de Diputados aprobó modificaciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor en materia de casas de empeño, por lo que ahora, entre otras cosas, éstas deberán dejar una garantía para que, en caso de desaparición, se cubra el costo de las prendas de los clientes. Además, tendrán que informar el interés diario y mensual que se cobra, y reportar operaciones sospechosas a la autoridad judicial.

Se trata de cambios a los artículos 65 bis y 128 de la referida ley, mismos que, de acuerdo con el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara Baja, el panista Mario Sánchez Ruiz, atienden los reclamos de la población ante el crecimiento desmedido de las casas de empeño durante los últimos años y las consecuentes irregularidades en las que han caído.

A decir de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre), en la actualidad hay 6,500 sucursales de casas de empeño en todo el país, pero de éstas, cerca de 1,500 son irregulares, es decir, operan como seudoprestamistas.

Aunque desde el 2006 se establecieron algunas reglas para las casas de empeño que tenían que cumplir ante la Profeco, según cifras de esta dependencia, 19% no exhibía sus contratos de adhesión; sólo 35% mostraba el porcentaje de préstamo conforme al avalúo; 33% tenía a la vista la tasa de interés mensual; 65% informaba el Costo Anual Total (CAT) pero incorrecto, y 18% mostraba un número de contrato válido.

Lo anterior dio pie a la necesidad de actualizar el marco jurídico para proteger a los consumidores de estos servicios. Era necesario ampliar la regulación, con el fin de salvaguardar los intereses de los usuarios, otorgándoles mayor seguridad jurídica , explicó Sánchez Ruiz.

De esta manera, con las modificaciones aprobadas ayer en la Cámara de Diputados, las casas de empeño requerirán ahora de una garantía para poder operar, que garantice al cliente la devolución de su prenda en casos de robo, extravío o daño.

Asimismo, deberán publicar el costo diario y mensual totalizado; registrar el número de sucursales, y hacer del conocimiento de las procuradurías estatales actitudes como: que una misma persona lleve a empeñar tres objetos iguales o similares a un mismo negocio o que se niegue a mostrar una identificación y quiera el monto más alto.

Las modificaciones a la ley, que entrarán en vigor un día después que las publique el Ejecutivo en el Diario Oficial de la Federación, no aplican a las Instituciones de Asistencia Privada, como es el Monte de Piedad.

La Amespre apoya esta iniciativa porque va a frenar el crecimiento desmedido de seudoprestamistas que son una competencia desleal, no pagan impuestos, no registran sus contratos y habrá mayores posibilidades para que la Profeco pueda clausurar definitivamente este tipo de negocios , refirió Carlos Gómez, presidente de la Asociación.

[email protected]