El Banco de México (Banxico) mantendrá en 4.5% su tasa de interés referencial, ante el comportamiento de la inflación, el tipo de cambio y la actividad económica, previó Banamex Citi.

Joel Virgen, especialista del grupo financiero, estimó que en su anuncio de este viernes el banco central reiterará que la necesidad de fuerte consolidación fiscal en Europa se traduzca en riesgos a la baja en el crecimiento de la economía global.

Además, que se incremente la probabilidad de que los estímulos de política monetaria permanezcan vigentes por un periodo más prolongado en las economías desarrolladas.

Más aún, comentó en su análisis, la previsión es que Banxico confirme su expectativa de que la inflación continuará ubicándose dentro de sus rangos anticipados, aunque no se descarta mayor optimismo respecto a su trayectoria en el corto plazo.

Refirió que la debilidad de la demanda continúa atenuando las presiones inflacionarias, y no se observan signos de efectos de segunda ronda asociados a las medidas fiscales y de precios públicos.

En el frente cambiario, consideró que el reciente fortalecimiento del peso frente al dólar, en conjunto con la expectativa de mayor apreciación en los meses siguientes, podría contribuir a contrarrestar parcialmente las presiones inflacionarias futuras derivadas del debilitamiento de la moneda mexicana entre abril y mayo pasados.

Para Joel Virgen las revisiones salariales no representan una amenaza inflacionaria, en tanto que los incrementos en términos reales han sido moderados con respecto a los posibles aumentos en productividad nacional de los siguientes doce meses.

Respecto al comportamiento de la economía, comentó que tal como lo confirman los recientes datos productivos, la recuperación continúa en marcha, aunque a ritmo gradual, lo que permite confirmar la expectativa de que la brecha de producto permanecerá en terreno negativo durante el resto del año y buena parte de 2011.

Más aún, agregó, los riesgos a la baja sobre el crecimiento mundial asociados a la crisis en la zona euro, crecimiento de China y tensiones geopolíticas también podrían apuntar a que Banxico mantenga su tasa sin cambios por un periodo prolongado.