Aunque desde el 2017 ocurrieron diversos ataques al ciberespacio de empresas y bancos, la Unidad Cibernética de la Policía Federal (PF) no tiene registro de una investigación exprofeso o por mandato judicial desde el año 2000 por ciberdelitos.

En mayo del 2017, ocurrió uno de los mayores ataques cibernéticos contra empresas y bancos mediante el malware WannaCry; México fue el país más afectado en América Latina y el quinto a nivel global. Empresas del sector bancario, telecomunicaciones y retail fueron las más afectadas con ese malware, que bloqueaba los archivos de los usuarios y los obligaba a pagar sumas económicas para recuperarlos.

La Policía Federal, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, respondió diversas solicitudes de información sobre los ciberataques en México.

En una de ellas se requirió a la PF información sobre las denuncias de ataques cibernéticos contra los bancos desde el 2012 al 2017 así como el daño sufrido en cada caso, el número de ciberdelitos frustrados y aquellos que no hayan representado algún daño para las instituciones financieras.

La PF respondió: “La Coordinación para la Prevención de Delitos Electrónicos de la División Científica no recibió reportes relacionados con ciberataques a la banca. Asimismo, se manifiesta que no cuenta en sus registros con algún mandamiento de autoridad competente para la investigación de alguna conducta delictiva”.

En otra de las respuestas, la Policía Federal declaró la inexistencia de información respecto al número de ataques cibernéticos y hackeo contra empresas ocurridos desde el 2000 al 2017.

“La Coordinación para la Prevención de Delitos Electrónicos de la División Científica no recibió reportes relacionados con ataques cibernéticos y hackeo de empresas de México”.

jmonroy@eleconomista.com.mx