Existen pocas entidades de ahorro y crédito popular que cuentan con acceso al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), y el reto es adecuar los sistemas para que el resto pueda acceder a este esquema, operado por el Banco de México (Banxico) en beneficio de la población que atienden.

De acuerdo con Miguel Ángel Díaz Díaz, director de Sistemas de Pagos del Banxico, existen nueve sociedades financieras populares (sofipos), de 46 existentes, y cuatro (socaps), de 152 autorizadas, que cuentan con SPEI.

A pesar de que son pocas las entidades populares que utilizan el SPEI, para el funcionario del Banxico no todas las sofipos y socaps existentes requieren de la utilización de este sistema.

No todos los modelos de negocios de las sofipos y socaps implican la utilización del SPEI; incluso, algunas de las instituciones que están conectadas con SPEI no necesariamente están haciendo uso de él , explicó.

Además, manifestó Díaz Díaz que aunque existe un evidente potencial para que las entidades de ahorro y crédito popular accedan al SPEI, dichas entidades tienen que cumplir con estándares mínimos de seguridad que solicita el Banxico.

Nosotros ponemos unos estándares mínimos en términos de seguridad cibernética (...) razonablemente es imposible que nosotros eliminemos los estándares mínimos para que haya uso de la red; digamos que a nadie le gustará enterarse de que el SPEI tuvo un problema de seguridad cibernética , comentó.

El desarrollo agregó que tiene que hacer las sofipos y socaps, igual que los bancos u otro participante del SPEI, es que tienen que cumplir con ciertos requerimientos en términos de seguridad, esto es por el bien de toda la infraestructura, de todos los participantes y de todo el sistema financiero mexicano .

De acuerdo con el Banxico, el SPEI es un sistema desarrollado por éste que permite al público en general realizar, en cuestión de segundos, transferencias electrónicas por medio de la banca por Internet o móvil. Hacer pagos a través del SPEI es muy seguro, pues estas operaciones se realizan a través de un ambiente o red privada y protegida .

Para las entidades de ahorro y crédito popular es indispensable contar con esquemas apoyados en la tecnología para ahorrar costos tanto para ellas como para la población que atienden, pues muchas de estas instituciones brindan servicios en comunidades de difícil acceso y donde tomar un medio de transporte resulta oneroso y conlleva mucho tiempo.

Costos no son barrera

Para el funcionario del Banxico, los costos para el acceso a este sistema no son una barrera que impida a estas entidades populares adherirse a él; sin embargo, algunas instituciones no cuentan con los sistemas requeridos, por lo que tienen que hacer inversiones.

El Banco de México lo que cobra en términos transaccionales, es un costo muy bajo a todos los participantes por estar haciendo uso del sistema , ahondó Díaz Díaz.

Por otro lado añadió existen ciertos costos que cada participante tiene que pagar cuando se conecta al SPEI, pero no son costos que se le pagan al Banco de México, son requerimientos que se le hacen y que deben invertir en sus propias infraestructuras .

Díaz Díaz remarcó la importancia de la seguridad requerida para acceder a este esquema: Si una empresa quiere acceder al SPEI tiene que tener antivirus, firewalls y muchos elementos de seguridad (...) Es muy importante aclarar esto: los costos para acceder al SPEI no son una restricción para que participen entidades como sofipos o socaps en él .

fernando.gutierrez@eleconomista.mx