El plan estratégico que la banca entregará al próximo gobierno para trabajar en el sexenio, está casi listo, aseguró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez Gavica.

En conferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, el banquero destacó que el sector está listo para hacer compromisos con el nuevo gobierno y mantener el crecimiento vigoroso que ha tenido la banca en los últimos años, e incluso aumentarlo.

Afirmó que hasta ahora, tras la elección presidencial, la actividad bancaria no ha sufrido absolutamente ningún movimiento, pues sigue creciendo y no se ve que haya un cambio en el corto plazo. “No vemos más que un buen futuro”, dijo.

La ABM destacó que a junio del 2018, la cartera de crédito total de la banca creció 11.6% anual y alcanzó casi los 5 billones de pesos; y al interior el portafolio de consumo aumentó 7.6%; el de vivienda 8.7% y el de empresas 17.9%; mientras que el Índice de Morosidad se ubicó en 2.2 por ciento.

En este sentido, Marcos Martínez señaló que el plan estratégico de la banca para el sexenio ya está prácticamente listo, pero que esperarán a que el nuevo gobierno integre en su totalidad el equipo económico y financiero para revisarlo y discutirlo de forma conjunta.

“Lo que sí puedo decir es que en ningún rubro habrá una disminución de nuestra actividad, y evidentemente, como lo hemos hecho, entendemos que hay sectores prioritarios para el desarrollo del país (...) entonces con eso demostramos que estamos enfocados en esos sectores que son de los principales generadores de empleo y donde hay más demanda de crédito”, señaló.

El equipo del presidente electo ha planteado, en relación con el sistema financiero, la necesidad de que haya una mayor penetración del crédito, además de un papel más relevante de la banca de desarrollo.

Al respecto, el presidente de la ABM declaró que la banca trabaja y trabajará con estos sectores prioritarios, y respecto a la banca de desarrollo, refirió que ésta debe ser complementaria y no competencia de la banca comercial.

“Si así es, seremos mucho más efectivos cumpliendo las necesidades de infraestructura, y de las pequeñas y medianas empresas. Si competimos, tendremos dos competidores más y no seremos tan eficientes”, dijo.

Adelantó que lo que contempla el plan estratégico para el sexenio no es muy diferente a los que se plantea en cualquier inicio de una nueva administración, que es un crecimiento de la bancarización, de la educación financiera, y repunte en las áreas prioritarias del gobierno.

DIFIEREN CON CONDUSEF EN COBRO DE COMISIONES

La semana pasada la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que las comisiones que cobra la banca en México representan 30% de sus ingresos, incluso más que en sus países de origen, como España y Estados Unidos, y estimó que hay margen para que bajen.

Al respecto, el presidente de la ABM resaltó que la comparación no fue correcta, pues mientras en España la penetración bancaria como proporción del Producto Interno Bruto es de más de 100%, en México es de apenas 37%, por lo que aquí destacan más los ingresos por comisiones que por intermediación bancaria.

“En España el margen de intermediación pesa mucho más que las comisiones. El usuario en España está mucho más familiarizado con medios electrónicos alternos a las sucursales, que son los que más le cuestan a la banca y que cobran más comisiones”, explicó.

Aunado a ello, destacó que el crédito en México ha crecido más que las comisiones, y algunas de éstas no se han incrementado y otras ni se cobran.