Autoridades mexicanas solicitaron a Estados Unidos la detención y extradición del dueño de la financiera Ficrea, Rafael Olvera, acusado de utilizar los ahorros de miles de mexicanos para gastos personales junto a sus socios, informó este viernes la procuraduría.

"Sí, se libró la orden" de extradición contra Olvera, confirmó a la AFP una fuente de la procuraduría general señalando que existen sospechas de que el empresario se encuentra escondido en el país vecino.

"Ahora Estados Unidos va a colaborar para su aprehensión", añadió la fuente, que recordó que ya existía otra orden de captura emitida a través de Interpol.

En diciembre, la oficial Comisión Nacional Bancaria y de Valores denunció que la administración de Ficrea desvió 2,700 millones de pesos (182 millones de dólares) de ahorros de sus clientes para la compra de bienes muebles e inmuebles y gastos personales de sus socios, como viajes en yate.

La Comisión, que había intervenido la empresa en noviembre, sostuvo que el presumible fraude se llevó a cabo mediante la transferencia de los recursos de más de 6,000 ahorradores a otras tres empresas en el extranjero al hacerlos firmar contratos engañosos.

En medio de las protestas de los afectados, las autoridades mexicanas garantizaron en diciembre una cobertura parcial de los ahorros de los clientes; sólo 42% de ellos recibirá la totalidad de su dinero.

mac