El sector de servicios financieros, en especial el de la banca, se ha convertido en uno de los principales impulsores del crecimiento, de acuerdo con BBVA México, a pesar de que en lo que va del 2019 se ha desacelerado la mayoría de los sectores de la economía.

En la presentación del reporte Situación Regional Sectorial, Gerónimo Ugarte, economista senior de BBVA México, destacó que este sector ya representa casi 5% del Producto Interno Bruto (PIB) y el sexto lugar de los que más aportan.

Samuel Vázquez, economista principal en BBVA, explicó que hacia el segundo trimestre del 2019 los sectores de la economía que mostraron una contracción fueron: esparcimiento, con -1.0%; comercio mayorista, con -1.8%; medios masivos, con -2.5%; gobierno, -3.5%; construcción, -3.8%; corporativos, -4.0%, y minería, -7.7 por ciento.

En contraparte, los que crecieron fueron apoyo a negocios con 6.7%; servicios financieros, 4.2%; agropecuario, 3.4%; comercio minorista, 2.5%, y otros, 1.7 por ciento.

“(El de servicios financieros) es un sector muy encadenado a la generación de valor a nivel nacional, para financiar muchas de las actividades productivas, y a su vez se nutre de insumos productivos. En los últimos años el sector de servicios financieros y de seguros ha crecido por arriba de la economía nacional, ganando participación en el PIB”, detalló el especialista.

El reporte destaca que el sector de servicios financieros y de seguros en México representa cerca de 5% del PIB.

“Su participación aumentó significativamente, desde 1.1% que representaba en 1993 y 2.1% en el 2008. La penetración del sistema financiero en la economía nacional, así como la solidez del mismo en materia de cumplimiento regulatorio, han cimentado un sector que se encuentra fuertemente encadenado a la producción nacional”, señala.

El sector de servicios financieros y de seguros está compuesto por los siguientes subsectores: banca central; intermediación crediticia y financiera no bursátil; actividades bursátiles, cambiarias y de inversión financiera; compañías de seguros, fianzas y administración de fondos para el retiro, y sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro y fondos de inversión, destacando la banca múltiple, con 57.6% de participación.

El informe precisa que el PIB de servicios financieros se calcula con base en el margen financiero de las instituciones que forman parte del sector o de algún indicador equivalente al mismo. “Esto es la diferencia entre los ingresos y los gastos por intereses”.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, de enero a septiembre México recibió 26,055 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED), de los cuales 14% fue en servicios financieros.

Potencial no se ha aprovechado

El documento expresa que, a pesar del relativamente buen desempeño del sector en cuanto a crecimiento, el potencial del mismo no se ha aprovechado al máximo, pero existen esfuerzos del gobierno por promover la inclusión financiera, que podrían aumentar la base de clientes del sistema financiero en su conjunto.

“El acceso al sistema financiero por medios digitales y la estandarización de medios de pago a través de la plataforma de Cobro Digital son las principales acciones en materia de inclusión y podrían generar una expansión de la base de clientes, dando acceso al crédito y otros productos financieros a parte de la población que, hasta ahora, no lo tenía”, dicta.

Servicios financieros crecerán 5.7% en el 2020

El informe elaborado por BBVA Research refiere que en el 2018 el sector creció 6.3%, y en el 2019 se espera una desaceleración de 3.4%, mientras que en el 2020 podría crecer 5.7%, con la expectativa de una recuperación de los componentes del PIB, particularmente del consumo y la inversión, que, señala, son claves para un buen desempeño sectorial.

“Las políticas de inclusión financiera podrán generar mayores crecimientos, como es el caso del alza en usuarios esperada de medios de pago en el 2020”, enfatiza.

[email protected]