Carlos Noriega, presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), indicó que en ningún renglón de la reforma que se propone en el Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado (Pensionissste) dice que se vaya a privatizar, por lo que seguirá siendo una empresa 100% del Estado.

Pensionissste carece de una figura jurídica que le permita tener un buen manejo de su gobierno corporativo y que exista un mayor interés hacía el beneficio de los trabajadores , dijo en entrevista.

Esta iniciativa forma parte del Paquete Económico para el 2016 y expone que dicho organismo, al no contar con autonomía operativa, normativa y de gestión, le impiden tener una competencia entre las demás afores que componen el Sistema de Ahorro para el Retiro.

El anexo cuatro del paquete destaca que a casi cuatro años de su creación, Pensionissste no ha logrado consolidarse plenamente como una administradora de fondos para el retiro, básicamente por las restricciones administrativas y operativas que enfrenta.

Actualmente, Pensionissste se encuentra sujeta a un régimen jurídico aplicado por un órgano desconcentrado que es el ISSSTE, ello limita su operación como prestador de servicios financieros a los trabajadores, dejándolo en desventaja respecto a las demás administradoras de fondos para el retiro.

Al respecto, Noriega mencionó que las demás afores, por ley, deben tener consejeros independientes que no estén asociados al dueño de la afore; si yo soy dueño de la afore, las decisiones operativas van a responder más a mis intereses que a los del trabajador . Es por ello que con la ley se pide a Pensionissste que tenga un buen gobierno corporativo.

Enfatizó que Pensionissste depende mucho del organismo gubernamental y ello no le permite mejorar sus estrategias ni operaciones. Por ejemplo, expuso, el año pasado, la Consar pidió que se cambiara el estado de cuenta para darle más información al trabajador.