En Latinoamérica existe un sistema de pensiones estable, situación que favorece las finanzas de estos países debido a que en muchos de los problemas fiscales, el gasto en pensiones juega un papel predominante, informó David Bojardini, director general del colombiano Grupo Sura.

El representante de la institución financiera que adquirió el negocio de pensiones de ING, ahora Afore SURA, destacó que la crisis económica que enfrentan países como Grecia, Italia, España, está relacionada al sistema de pensiones.

Tienen un exceso de salidas e ingresos menores, esto provoca que los países tengan que subsidiar los esquemas pensionarios, y se demuestra que los sistemas de ahorro individual, de contribución definida como se tiene en naciones de América Latina, sean métodos viables y sostenibles a largo plazo , sostuvo.

Durante el lanzamiento oficial de la marca SURA en México, aseguró que los esquemas de cuentas individuales de ahorro para el retiro, no socavan la capacidad fiscal de los países.

México tiene un sistema de pensiones estable, la regulación no ha tenido grandes cambios, sin embargo una reforma prioritaria en el esquema de retiro nacional es mejorar el monto de contribuciones obligatorias.

Actualmente la cuota patronal, de gobierno y del trabajador es de 6.5% del salario base de éste.

Tal vez se pudieran hacer aportaciones a las cuentas individuales mayores para que los mexicanos consoliden mejor su ahorro de retiro , recomendó el representante del colombiano Grupo Sura.

ytorres@eleconomista.com.mx