BBVA Bancomer, de acuerdo con su director general, Eduardo Osuna, es uno de los principales bancos de Petróleos Mexicanos (Pemex). De su cartera total, que al cierre de marzo ascendía a 913,000 millones de pesos, 4.7% está con la ahora empresa productiva del Estado; sin embargo, no es una situación que preocupe a la institución financiera.

La realidad es que Pemex es un riesgo de muy buen nivel crediticio, no va a incumplir su deuda y lo vemos con lo que ha hecho el gobierno federal , expresó el banquero en conferencia. Destacó que hoy día, Bancomer sigue con los préstamos a Pemex y lo seguirá haciendo.

Pemex está en una situación complicada, delicada. Lo que estamos viendo es que se están tomando las medidas adecuadas. Somos uno de los principales bancos de Pemex, tenemos una altísima relación. No nos preocupa en términos de nuestros créditos a Pemex , destacó.

En cuanto a los créditos que tienen con los proveedores de la empresa pública, Osuna mencionó que el banco ya ha hecho una revisión de todos los clientes que están en esta situación, y reconoció que en algunos habrá que hacer una recalendarización de sus pagos, dado el entorno natural que se vive a nivel global en la industria petrolera por los bajos precios del crudo.

En la revisión que hicimos de nuestros clientes, tampoco tenemos una preocupación importante. Sí habrá algunos a los que hay que reestructurar, estamos actuando rápido, porque lo peor que puedes hacer con un cliente cuando hay un cambio de ciclo tan dramático es reaccionar tarde. Si el cliente tiene un problema de flujo porque Pemex no le está pagando, hay que recalendarizar pagos para adecuarlos al proceso de pago de Pemex , puntualizó.

Donde el director de BBVA sí ve que puede haber un impacto mayor es en los proveedores de los proveedores de Pemex.

Son los clientes medianos, no son las grandes constructoras, los grandes proveedores de servicios, los grandes arrendadores de plataformas o de barcos y demás; también hay que apoyar a esos clientes de aquí a que brinquen el tema de liquidez. Pemex no debería ser una preocupación para Bancomer, no lo es. Lo que sí es que tiene un impacto clarísimo en las zonas petroleras, hay una contracción de las economías, donde no sólo son proveedores directos, sino de todos los servicios que están alrededor, desde hoteles, restaurantes y demás .

BBVA tiene una filial en Estados Unidos. Aquí, de acuerdo con el consejero delegado del grupo español, Carlos Torres Vila, sí se ha presentado un deterioro de la cartera por la exposición a empresas petroleras.

México sigue siendo la joya de BBVA

México sigue como la joya de la corona del español BBVA. Aunque en el primer trimestre del 2016, el grupo registró una caída en su ganancia de 53.8% respecto del mismo periodo del 2015, para ubicarse en 709 millones de euros, BBVA Bancomer ganó 10,097 millones de pesos, un crecimiento de 17.4% anual.

La filial mexicana aporta 49.3% de la utilidad del grupo, cifra superior a 46.1% registrado en diciembre del 2015. Aunque se ha dicho que la aportación de BBVA Bancomer irá a la baja conforme otras subsidiarias adquieran más peso. Lo ideal, dice Javier Malagón, director de finanzas de la institución, es que la contribución sea de entre 30 y 35%, en los próximos años.

Las ganancias de BBVA Bancomer en el primer trimestre que, a decir del director general Eduardo Osuna, son históricas para un periodo similar, obedecen a mejores márgenes financieros y menores gastos.

Es el mejor trimestre en toda nuestra historia: 10,097 millones de pesos de resultado neto. Fue mejor el primer trimestre que el cuarto, cuando tradicionalmente ocurre lo contrario y esto, cuando vemos la composición, habla de la solidez del banco , precisó.

En el primer trimestre del año, la cartera de BBVA Bancomer creció 12.8% anual, para ubicarse en 913,000 millones de pesos. Al interior, la comercial repuntó 14.1% y la de consumo (sin incluir tarjeta de crédito) 28.7 por ciento. Por su parte, la tarjeta aumentó 5.2% anual.

eduardo.juarez@eleconomista.mx