La economía mexicana crecerá cerca de 4% en 2013, gracias a un desempleo positivo de Estados Unidos y a la fortaleza del mercado interno, a pesar de que el consenso del mercado espera una desaceleración para ambas economías, considero Manuel Guzmán, economista de Grupo Financiero BX+.

"Esperamos que la economía de Estados Unidos crezca 2.3% este año, ya que no tiene la misma condición de recesión que las de Europa, donde incluso, el último dato de desempleo de 7.8% es el más bajo en la administración del Presidente Obama", aseguró en conferencia de prensa, el especialista.

Con estas condiciones, el economista prevé que el tipo de cambio del peso, podría tener variaciones al alza en la primera mitad del año, debido al ruido que generará la negociación del techo de endeudamiento en Estados Unidos en abril y mayo, sin embargo, la moneda mexicana podría cerrar 2013 en alrededor de 12.3 pesos por dólar, apoyado por un mayor flujo de capital a México.

Destacó que el nivel inflacionario para este año será de alrededor de 3.8%, el cual podría llegar hasta 4%, de acuerdo con el dinamismo de la economía, lo que no necesariamente se considera como un riesgo, ya que el incremento de precios sería controlado por el banco central.

"Las calificadoras no corrigieron sus evaluación para México el año pasado, pero el mercado si lo hizo, premiando con una baja tasa de interés los bonos nacionales, por eso creemos que en 2013 las calificadoras mejoran la calificación de deuda soberana de México", adelanto Guzmán.

Sin embargo, el economista de BX+ señaló que .para que esto suceda, es preponderante que se inicien las negociaciones para llevar a cabo las reformas estructurales que faltan, además de mantener la estabilidad macroeconómica.

Guzmán explicó que si bien las reformas por si solas podrían brindarle cerca de dos a tres puntos porcentuales al crecimiento de la economía, lo que le permitiría al país, alcanzar niveles de crecimiento de 6% cada año.

"Pero esto no lo veríamos en el corto plazo, sino hasta los siguientes ocho o diez años, de acuerdo con la experiencia internacional, como lo ocurrido en Japón, el cual vio resultados de sus reformas una década después", dijo el ejecutivo.

Por su parte, Carlos Ponce, director de estrategia bursátil del mismo grupo, estimó que la bolsa de valores en México tendrá un fuerte despunte en 2013, donde podría llegar a los 48,900 puntos, un incremento de 8.5% al final del año.

Entre los sectores de mayor potencial en todo el sexenio para la inversión bursátil de acuerdo con BX+, destacan la infraestructura, la petroquímica y el financiero, debido a los proyectos de inversión pública que se tienen contemplado para la presente administración federal

"Entre las oportunidades para el mercado bursátil mexicano, está la proyección de un tipo de cambio de 12.30 para el cierre de año. lo que hace muy atractivo al mercado mexicano para quienes buscan rendimientos en dólares, además de un índice compuesto por empresas fuertes y con perspectiva de crecimiento", dijo Ponce.