La Asociación de Bancos de México (ABM) calificó de muy responsable el Paquete Económico 2022 que fue presentado la semana pasada en el Congreso de la Unión, dado que, señaló, cuenta con disciplina al no gastar más de lo que se tiene.

Raúl Martínez-Ostos, vicepresidente del organismo, destacó que se trata de un paquete que no sólo a los ojos de los bancos, sino también de los principales inversionistas, tanto locales como extranjeros, se muestra responsable.

“Creemos que es una condición necesaria para desarrollar el siguiente paso, que es poder salir de la crisis del año pasado y que la banca, junto con los mercados que juegan un papel muy importante en el financiamiento, en el aparato productivo, puedan hacerlo”, dijo.

En videoconferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, resaltó que mantiene una prudencia en el manejo de la política económica del país, y expuso que, en comparación con otros países, no se ha caído en la tentación de estar empujando el crecimiento económico de manera artificial, lo cual, dijo, muchas veces genera mayores problemas en el mediano y largo plazos.

Banca contribuye con tres pilares

Daniel Becker, presidente de la ABM, señaló, por su parte, que la banca contribuye con los tres pilares que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establece en el Paquete Económico, que son: apoyos sociales, la estabilidad y la solidez de las finanzas públicas, e impulso a proyectos regionales.

“Mientras que logremos hacer eso, estaremos muy bien incorporados y funcionando a la par de estos tres pilares que ha establecido el gobierno”, expuso.

El banquero añadió que en la medida en que los bancos sigan profundizando, de forma responsable, y canalizando los recursos del ahorro de los mexicanos al sector productivo, se cumplirá con uno de los tres pilares que es la recuperación económica.

“Una de nuestras responsabilidades es la movilización de los ahorros de los mexicanos en el sector productivo del país de forma sana, a través de la originación de modelos que no pongan en riesgo ninguna de las organizaciones, y que haya un sistema financiero estable”, argumentó.

Fallas son comunes cuando se actualizan sistemas 

Y ante la falla que el pasado domingo registró BBVA México, que impidió que sus clientes realizaran transacciones a través de la aplicación móvil, cajeros automáticos y otros canales, el presidente de la ABM comentó que es común que situaciones así sucedan cuando -como fue el caso- se actualizan los sistemas de los bancos.

No obstante, destacó que la banca ha sido de los sectores que ha participado con mayor profundidad en generar infraestructura, para evitar que ello ocurra.

Explicó que sólo el año pasado, la banca invirtió alrededor de 20,000 millones de pesos en infraestructura digital, incluida la relacionada con la prevención de ciberataques, pero expresó que “los sistemas no tienen palabra de honor y por más que uno haga pruebas, ya los bancos somos de cierto tamaño, que se vuelve complicado”.

Precisó, no obstante, que no debe confundirse cuando un banco registra un cambio de versión en sus sistemas, el cual genera afectación por el alto volumen de transacciones, con algo relacionado con un posible ciberataque.

“Si bien estamos permanentemente intentando ser vulnerados, hemos demostrado que la banca ha generado capacidades muy robustas para no ser un factor de riesgo para los usuarios”, enfatizó.

Eduardo Osuna, vicepresidente de la ABM y director general de BBVA México, coincidió en que la banca está invirtiendo en el rubro tecnológico, y refirió que hoy la banca está registrando volúmenes importantes de transacciones digitales.