Los centros financieros extraterritoriales, también conocidos como paraísos fiscales, así como los bancos que se encuentran en los países desarrollados son los principales puntos de absorción de los flujos financieros ilícitos de los países en vías de desarrollo, según la empresa Global Financial Integrity en el documento México: Flujos Financieros Ilícitos, Desequilibrios Macroeconómicos y la Economía Sumergida .

La firma hizo un llamado al gobierno mexicano a que inicie un diálogo con el G-20 para que se hagan públicas las listas de los propietarios de las sociedades anónimas y las empresas fiduciarias que existen en el país, ya que ésas son las principales formas de lavar dinero.

Aunque los paraísos fiscales son el núcleo de atención, se mostró que también existen grandes lagunas de información en los bancos.

Estas lagunas hacen difícil analizar la absorción de los fondos ilícitos. Información regular y detallada sobre los depósitos por sector, los plazos de vencimiento y el país de residencia del titular del depósito ayudarían en la labor de identificación, consignó el documento.