El PRI presentó ayer una iniciativa que busca etiquetar las ganancias que obtienen los bancos comerciales en nuestro país. De prosperar, la banca extranjera con presencia en México, tendría que destinar 50% de sus utilidades otorgar créditos productivos a los mexicanos.

El senador priísta Humberto Mayans Canabal planteó en su iniciativa: Tratándose de filiales mexicanas de la banca extranjera ya en operación, deberán invertir por lo menos 50% de sus utilidades netas para el otorgamiento de crédito accesible y preferente para atender el impulso de sectores, regiones o actividades productivas prioritarias como el fomento industrial, el desarrollo agropecuario, turismo y vivienda, y otras para estimular la equidad y eficiencia del desarrollo nacional .

Y es que a decir del legislador, nuestro país ha resultado un negocio increíblemente rentable para los bancos extranjeros, pues a costa del ahorro de los mexicanos, la banca extranjera saca del país más de 70% de sus utilidades, considerando el pago que el gobierno federal hace por los intereses generados por los pagarés del IPAB, contemplados en cada Presupuesto de Egresos de la Federación, que para este año son 12,298 millones de pesos .

La propuesta del senador Mayans Canabal fue turnada a comisiones para su análisis y dictaminación correspondiente.

CONTRA EL ACOSO DOMICILIARIO

Por su parte, el PRI presentó también ante el pleno del Senado una iniciativa para tipificar como delito el acoso telefónico, domiciliario, a través de cartas de bancos y tiendas de autoservicio sobre sus deudores.

El senador priísta Jesús Casillas Romero dijo que su iniciativa busca dejar en claro la prohibición de la cobranza fuera de procedimiento judicial.