La economía de Japón se contrajo a una tasa anualizada de 0.6% entre enero y marzo, su primer retroceso en nueve trimestres, debido a que el consumo privado y el gasto de capital se desaceleraron, mostraron el miércoles datos del Gobierno.

El dato marcó el fin de la mayor secuencia de crecimiento desde la racha de 12 trimestres que anotó entre abril a junio de 1986 y enero a marzo de 1989, durante una burbuja económica.

La cifra preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre se compara con la mediana de las estimaciones de analistas consultados por Reuters que proyectaban una contracción anualizada de 0.2 por ciento.

El dato sigue a una revisión a la baja de una tasa de expansión anualizada de 0.6% en el cuatro trimestre, mostró el reporte de la Oficina de Gabinete.

Según una base de comparación trimestral, el PIB se contrajo 0.2%, frente a las expectativas del mercado de que el dato se mantuviera sin cambios.