El Banco Popular de China (PBOC) dijo el miércoles que logró resultados iniciales en la reducción de la deuda financiera, pero que seguirá combatiendo riesgos sistémicos mientras los niveles de apalancamiento de la economía siguen siendo relativamente altos.

"El nivel general de desapalancamiento aún es alto, especialmente la presión de deuda sobre empresas de propiedad estatal aún es grande", dijo el banco central en su informe de implementación de política monetaria del cuarto trimestre.

Desde el cuarto trimestre del 2017, el crecimiento del ratio de apalancamiento macro de China ha empezado a bajar y el desendeudamiento financiero ha logrado resultados iniciales, afirmó el PBOC.

La entidad también dijo que logrará un equilibrio entre la estabilización del crecimiento, el desapalancamiento y el control de riesgos.

El banco central también prometió poner fin a algunas de sus medidas previas para respaldar al yuan, debido a que los flujos de capital transfronterizos de China se han vuelto más equilibrados y el yuan está básicamente estable frente a una cesta de monedas.