El Banco de México (Banxico) ha puesto a consulta pública, por primera vez, un proyecto de disposiciones generales que, en esta ocasión, tiene que ver con regular las operaciones cambiarias que las instituciones emisoras de tarjetas de crédito y débito deberán seguir respecto a los pagos y retiros en moneda extranjera que se realicen con dichos plásticos.

Ello, en seguimiento a las “Políticas para la consulta pública de las disposiciones de carácter general del Banxico” aprobadas por su Junta de Gobierno en febrero.

El proyecto de modificaciones a las disposiciones de carácter general del Banxico sobre cargos en moneda extranjera con tarjetas de débito y crédito busca otorgar mayor certeza a los tarjetahabientes respecto al tipo de cambio que las instituciones emisoras deberán aplicar en pagos y retiros de efectivo que se realicen con una moneda distinta al peso mexicano.

El Banxico refirió que, aunque hoy en pagos y retiros en moneda extranjera con tarjetas de crédito siempre el saldo llega en moneda nacional, con tarjeta de débito no había una regulación específica.

En su proyecto, el banco central refiere que, para promover el sano desarrollo del sistema financiero y proteger los intereses del público, resulta necesario uniformar la práctica que se siga en el mercado, de tal forma que dé certeza a los usuarios de tarjetas de débito y crédito que realicen con ellas operaciones en moneda extranjera.

Destaca la importancia de establecer, para las entidades que emiten tarjetas de débito y crédito, un régimen que regule las operaciones cambiarias que lleven a cabo para liquidar aquellos pagos y retiros de efectivo que se ejecuten con tarjetas de crédito y débito en moneda extranjera.

En este sentido, detalla que los cargos por pagos o retiros de efectivo efectuados en moneda extranjera con las tarjetas de débito o crédito deberán asentarse en la respectiva cuenta de depósito, invariablemente, en moneda nacional.

En ambos casos, puntualiza el Banxico, el cargo que la institución emisora de la tarjeta efectúe deberá ser equivalente a la cantidad que resulte de la operación cambiaria que corresponda, para convertir a moneda nacional el importe de la liquidación del respectivo pago o retiro de efectivo realizado con la tarjeta.

En caso de que el pago sea realizado en alguna divisa distinta al dólar, el cargo que la institución emisora haga en moneda nacional no podrá exceder la cantidad que resulte del cálculo siguiente: en primer lugar, se calculará el equivalente del importe del pago o del retiro en la divisa respectiva a dólares, conforme al último tipo de cambio disponible al momento en que la institución emisora haya autorizado dicho pago o retiro y, en segundo lugar, se calculará el monto equivalente a pesos de dicho importe en dólares.