Las prácticas fiscales de empresas multinacionales se han vuelto muy agresivas para escapar de la tributación; sólo pagan 5% de impuestos sobre beneficios, cuando empresas más pequeñas tributan 30% de sus ingresos, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Al interior de un documento que discutirán ministros de finanzas durante la reunión del G- 20, a desarrollarse en Moscú, a partir de este miércoles, precisan sobre este tipo de prácticas: Está minando la competencia leal entre países, ante la evidencia de que las multinacionales están desplazando sus beneficios a jurisdicciones favorables a sus intereses .

De acuerdo con la OCDE, éste es un fenómeno que pone de relieve graves fallas en las normas fiscales internacionales.

El reporte, titulado Dirigiendo un cambio de la erosión de la base a los beneficios (Addressing base erosion and profit shifting, en inglés) expertos de la entidad destacaron la gravedad de estas prácticas técnicamente lícitas que están minando la recaudación.

No sólo se está minando la base impositiva en numerosos países, refiere el análisis. También se está amenazando la estabilidad del sistema internacional en una época en la que los poderes públicos y los ciudadanos tienen dificultades para cerrar sus cuentas.

LAS PRÁCTICAS

Entre las prácticas lícitas que están utilizando las empresas para tributar menos, evidencian montajes híbridos y operaciones de arbitraje contable .

Abusiva utilización de convenciones fiscales, desplazamiento de domicilio fiscal a lugares que ofrecen regímenes dañinos y aplicación de precios de transferencia a beneficio del empresario.

LA OCDE DESARROLLA PLAN

Durante la presentación en París, el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, ofreció los servicios de la entidad para desarrollar un plan de acción internacional que promueva mejores prácticas de tributación y que pueda echarse a andar en dos años.

Incluso dijo que podrían preparar un borrador con una serie de propuestas.

En la misma rueda de prensa, el director de Política Tributaria de la OCDE, Pascal Saint–Amans, explicó que se requiere convocar a una convención internacional que sustituya la serie de tratados bilaterales que existen y datan de 1920, que obviamente quedaron ya rebasados por la globalización.

ASIMETRÍAS

En el reporte evidenciaron la complejidad del problema cuando los contribuyentes no residentes pueden obtener ganancias por operaciones con clientes ubicados en otros países.

De esta misma práctica global, advierten los expertos, se están aprovechando las multinacionales para sacar algún tipo de ventaja de las asimetrías en la fiscalización de sus negocios, en detrimento de la recaudación de sus países de origen.

De acuerdo con el documento, las tasas gravables de impuesto de sociedades han disminuido en promedio en 7.2 puntos entre los países miembros de la OCDE.

Esto siguiendo la práctica para hacer más competitivos a los países, lo que ha llevado las tasas de niveles de 32.6 a 25.4 por ciento. No proporcionan datos comparativos de México.

ymorales@eleconomista.com.mx