La nueva ley antilavado, que aprobó la Cámara de Diputados y que deberá ser ratificada en el Senado, impondrá obligaciones diferentes a profesionistas en comparación a las del sector financiero, pero de ninguna manera se debe interpretar como una norma menos rigurosa, afirmó el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

En conferencia de prensa, explicó que estarán obligados a emitir avisos mas no reportes de operaciones sospechosas. No estarán sujetos a conocer a su cliente y sus actividades, sólo a identificarlos.

En caso de incumplimiento sólo tendrán multas administrativas. Los avisos serán sobre todo de operaciones vulnerables en efectivo de entre 100,000 y 200,000 pesos y de 40,000 pesos para juegos y sorteos. Para el sector de la construcción e inmobiliario, el monto es de 500,000 pesos en efectivo. Es una ley que bien se puede cumplir, en la cual se puntualizan las operaciones vulnerables .

No es una ley ligth , afirmó la presidenta de la Comisión de Enlace Legislativo de la Vicepresidencia Fiscal del IMCP, Patricia González. Precisó que las multas a las que pueden ser acreedores podrían ir de entre 2 millones y 3 millones de pesos.

Destacó que si bien no hay implicaciones penales en esta nueva ley, como sucede para los oficiales de cumplimiento de las instituciones financieras, en el Código Fiscal Federal están establecidas para los que estén implicados en empresas en las que se lleve a cabo el blanqueo de dinero y evasión fiscal.

CUENTAS CONGELADAS

Patricia González hizo ver que falta que los cambios que le hicieron los diputados sean ratificados por los senadores y sea publicada en el Diario Oficial de la Federación.

También comentó que los detalles tendrán que incluirse en las reglas secundarias.

Por otra parte, el presidente del IMCP, José Luis Doñez, dijo que para evitar que los saldos de las cuentas bancarias sean inmovilizadas por el Servicio de Administración Tributaria es importante que en el caso de créditos firmes esté dentro de los plazos legales.

También recomendó acercarse a la autoridad para saber si el adeudo es susceptible de alguna facilidad de pago como parcialidades, diferido o condonaciones. Si se tienen adeudos exigibles, agregó, se debe ofrecer la garantía correspondiente en cualquiera de las formas que indica el Código Fiscal.

leonor.flores@eleconomista.mx