Raquel Buenrostro, designada por el presidente Andrés Manuel López Obrador como próxima jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), indicó que el fisco nunca emprenderá el terrorismo fiscal, algo por lo que ha sido señalado en los últimos meses. 

En su comparecencia ante legisladores, Buenrostro refirió que el SAT es una institución que busca ayudar y facilitarle la vida a los contribuyentes, no perseguirlos. 

"El SAT es una institución que está para atender a la ciudadanía, no para perseguirla. No es nuestra intención que nos perciban como enemigos", indicó durante su participación en la Tercera Comisión de la Comisión Permanente

Añadió que el órgano recaudador no va por los contribuyentes, mucho menos por los de "clases medias y populares", ni a los empresarios que, acotó, ayudan a la creación de empleos y contribuyen a las arcas del gobierno. 

"A todos ellos les decimos gracias y que no teman un ambiente de terrorismo fiscal o persecución que no habrá". 

La que fuera la titular de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda refirió que, por el momento, no existe en la agenda la implementación de una reforma fiscal. 

Explicó que actualmente la recaudación de impuestos en México representa 16% del PIB, un nivel bajo en comparación con otros países, como Chile, en donde estos ingresos representan 20 por ciento. 

Para alcanzar el nivel de Chile, agregó, la recaudación tributaria debe aumentar 25 por ciento. 

"Es decir, hay suficiente espacio de mejora en la recaudación, sin la necesidad de hacer una reforma fiscal en este momento".

abr