Raquel Buenrostro, jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), indicó que no se está llevando una militarización en las 49 aduanas del país, como se ha dicho tras la llegada de elementos de la Marina y Sedena a estos lugares.

La titular del SAT declaró que la llegada de estos elementos es para reforzar la seguridad en las aduanas, así como evitar el contrabando que se pueda hacer en estas.

Explicó que quienes se unen a las aduanas del país deben tomar un curso de capacitación de comercio exterior, así como pasar un examen que se les hace.

“La participación de la Sedena y la Marina no es de una manera militarizada, sino es como servidores públicos, en su caso, pero se rigen bajo las leyes civiles. Tienen que acotar las leyes aduaneras y las leyes fiscales. Son capacitados y responden, de entrada, a la Administración General de Aduanas”, declaró.

La funcionaria explicó que se ha identificado el contrabando de combustible en las aduanas, en donde uno de los casos que se han visto es uno en la aduana de Tuxpan, Veracruz, en donde un barco buscó descargar combustible en varias ocasiones con documentos falsos.

Respecto a la recaudación de impuestos, Buenrostro reiteró que de enero a septiembre de este año se lograron ingresos por 2.5 billones de pesos, lo que representó una caída de 0.9% en términos reales, respecto al mismo periodo del año pasado.

La caída, añadió, se dio ante la crisis económica y sanitaria que se vive por la pandemia del Covid-19; sin embargo, destacó que no se ha presentado una fuerte caída en estos ingresos.

Aseveró que, alrededor del mundo, los países están teniendo dificultades para cumplir con la meta de recaudación de impuestos. En México, esta meta era de 3.5 billones de pesos; sin embargo, tras la crisis, se modificó la estimación a 3.3 billones.

valores@eleconomista.mx