Tokio.- El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un descenso del 1.9%, en mínimos de una semana y cerca de un nivel de soporte clave, ante un empeoramiento de la situación técnica y la reaparición de las preocupaciones en torno a la zona euro.

El índice Nikkei cerró con un descenso de 189.19 puntos, o un 1.87%, a 9,923.70 unidades.

El más amplio Topix perdió 1.5 por ciento.

El índice S&P 500 perdió el martes 1.6% y cayó por debajo del promedio de movimiento de los últimos 200 días, un nivel clave de soporte técnico, avivando ventas que ya se habían disparado por flojos datos del sector vivienda y reforzando temores sobre la recuperación de la economía estadounidense.

El soporte para el referencial Nikkei se mantendría firme por encima de los 9,800 puntos, el nivel promedio de movimiento de los últimos 25 días, incluso a pesar de que no logró aguantar un nivel referencial de retroceso el martes.

Las preocupaciones sobre la eurozona se avivaron luego de que el banco francés Credit Agricole redujo objetivos de ganancias por su unidad griega Emporiki.

Eso siguió a la baja de calificación del francés BNP Paribas esta semana y el anuncio de S&P el lunes de que ha elevado la estimación de pérdidas crediticias para el sector bancario español.

"Definitivamente hay una sensación de que los problemas en la zona euro están regresando", dijo Toshiyuki Kanayama, analista de mercado de Monex Inc.

"Además, parece estar claro ahora que el alza del lunes motivada por el cambio de política con el yuan fue exagerada. Cuando miramos para atrás y vemos el impacto general, no fue para tanto", agregó.

El mercado japonés ha perdida ya todo el terreno ganado el lunes, cuando subió 2.4% a máximos de un mes, por el anuncio sobre la flexibilidad cambiaria en China.

Los exportadores perdieron terreno y acciones que habían subido por expectativas de que la apreciación del yuan podría incrementar el poder de compra de China, como navieras y fabricantes de maquinaria, también cayeron.