Generalizar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es la mejor solución para que México tenga un sistema recaudatorio eficiente y operativo, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El presidente nacional saliente del IMEF, José Antonio Quesada Palacios, precisó que en esta generalización del IVA también puede haber algunos "matices", ya que debería considerarse dejar exenta una canasta básica de alimentos.

En su opinión, durante la próxima discusión de la reforma hacendaria en México, además de generalizar la tasa del IVA en 16%, debería exentarse una canasta mínima con alimentos básicos como frijol, tortilla o huevo, que son los que consumen los sectores más desprotegidos.

En la última rueda de prensa mensual del organismo, Quesada Palacios subrayó que el IVA no puede quedarse como está, porque con las exenciones y tasas cero actuales que tiene el impuesto, se está dejando de gravar a los sectores de mayores ingresos, que son lo que más consumen.

Al respecto, el también ex presidente saliente del Comité Técnico Nacional de Estudios Fiscales del IMEF, Enrique Ramírez Figueroa, afirmó que generalizar la tasa del IVA es la mejor solución para tener un sistema recaudatorio eficiente, que evite tener "chipotes" cada año en el gravamen, que solo restan competitividad e incertidumbre jurídica.

"Técnicamente hablando y quitándole cualquier matiz político, el IVA general es lo que requiere México para tener un sistema recaudatorio eficiente y operativo", insistió, aunque reconoció que habrá sectores que no les parezca adecuado, por los impactos que puede tener a corto plazo.

Por otra parte, Quesada Palacios consideró que el déficit público cero incluido en el paquete económico para 2013 es positivo, ya que manda una señal de responsabilidad y prudencia del nuevo gobierno en el manejo de las finanzas públicas.

"El déficit cero nos puede dar estabilidad por varios años", resaltó el presidente saliente del IMEF, quien será sustituido por en la presidencia nacional del IMEF por Víctor Manuel González Olivares.

El IMEF mantuvo la tasa de crecimiento para México, con una tasa de crecimiento de 3.9% este año y 3.5% en 2013, aunque redujo la tasa de inflación a 4.05% en 2012 desde el 4.10% previo, y para 2013 la mantuvo en 3.70 por ciento.

El organismo proyectó que este año se crearán 650,000 empleos, aunque en 2013 la cifra será de 590,000 nuevas plazas laborales, y estimó que la tasa de referencia se mantendrá en 4.50% hasta 2013 y el tipo de cambio seguirá estable en 12.90 pesos por dólar este año y el siguiente.

klm