De este modo, la tasa de morosidad del sistema financiero español acumula 16 subidas mensuales consecutivas, ya que el último descenso mensual de la referencia se remonta a junio de 2011, cuando la morosidad bajó al 6.41%, frente al 6.48% de mayo de 2011.

Esta tasa de impago supera el nivel más alto hasta la fecha, registrado en septiembre (10.7%) y marca una brecha de 2.08 puntos porcentuales respecto al máximo de la crisis anterior, febrero de 1994, cuando se estableció en el 9.15 por ciento. También supone un aumento de casi cuatro puntos porcentuales respecto al nivel de octubre de 2011 (7.42 por ciento).

Según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España, al cierre del mes de octubre, la cartera crediticia del sistema financiero español sumaba 1,68 billones de euros, ligeramente inferior a los 1.70 billones del mes anterior.

Los expertos consultados coinciden en que la tasa de mora seguirá creciendo durante muchos meses. La razón es sencilla: el volumen total de créditos seguirá menguando, a medida que la economía española se vaya desapalancando y, además, el deterioro de la coyuntura económica seguirá incrementando en los impagos.

A lo largo de este ejercicio, el volumen de créditos dudososha subido a un ritmo mensual cercano a los 5,000 millones de euros. De mantenerse esta tendencia en lo que resta de 2012, los préstamos morosos cerrarán el ejercicio muy cerca de los 200,000 millones de euros. La barrera de los 100,000 millones se rebasó hace poco más de dos años, en julio de 2010.

La fuente principal de incremento de la morosidad han vuelto a ser los impagos de créditos concedidos a empresas vinculadas con actividades inmobiliarias. De acuerdo con los últimos datos facilitados por el Banco de España, correspondientes a septiembre, este tipo de mora creció en 6,398 millones de euros en el tercer trimestre, hasta alcanzar una tasa del 30.32 por ciento.

Mientras tanto, la morosidad vinculada a créditos hipotecarios para la compra de viviendas de familias aumentó en el mismo periodo en 1,724 millones de euros, y su tasa es del 3.4% (frente al 3.16% de junio de 2012).

En alianza informativa con CincoDías

RDS