Las sociedades financieras populares (sofipos) presentaron, a septiembre del 2013, un Índice de Morosidad (Imor) promedio de 10.62%, según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Sin embargo, ello representó una ligera baja respecto del mismo periodo de un año antes, cuando fue de 10.82 por ciento.

A modo de comparación, la morosidad de otros jugadores del sector de ahorro y crédito popular, como las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), fue de 6.44%, en promedio, en septiembre del año pasado; mientras que el de las uniones de crédito se ubicó en 2.88 por ciento.

A decir de Eduardo Olivares, director general de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), ello se explica porque el sector ha tenido crecimientos importantes en los últimos años y esta tendencia seguirá, además de que, aclara, la morosidad ha disminuido de manera gradual.

La industria de las finanzas populares es y será el sector de mayor crecimiento. Por lo tanto, el Imor es un indicador que refleja el comportamiento del sector. En las sofipos, ha mostrado en los últimos años una tendencia a la baja. Es de destacar que las estadísticas muestran que la clase popular cumple con sus compromisos financieros , advierte.

Con base en las cifras de la CNBV, el sector de las sofipos estaba integrado, a septiembre del 2013, por 43 unidades de ese tipo. En total atendían a 2.7 millones de clientes y registraban una cartera de más de 16,000 millones de pesos. De ese total, alrededor de 1,900 millones de pesos eran cartera vencida, que representaba 10.62% de Imor.

La sofipo que presentó en el referido periodo el Imor más alto fue Batoamigo, con 62.24 por ciento. En contraparte, Ficrea fue la sofipo que presentó el Imor más bajo, con apenas 0.35 por ciento.