Morgan Stanley espera que la Reserva Federal de Estados Unidos mantenga su política de tasas de interés cercanas a cero hasta comienzos del 2011, debido a la crisis de la deuda soberana en Europa y su efecto en el crecimiento global.

El banco de inversión estadounidense había proyectado anteriormente un alza de tasas para septiembre.

Una vez que la Fed comience a elevar sus tasas de interés, la tasa de fondo federales o los préstamos a un día entre bancos del país, subirá a 2.5% para fines del próximo año, dijo Morgan Stanley.

El banco también rebajó su panorama para el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años. La entidad estima ahora que el rendimiento de la nota de referencia trepe hasta 4.50%para fin de año, un punto porcentual por debajo de su estimación previa.

"La crisis de la deuda soberana europea, su amenaza de que esta pueda contagiarse por fuera de Europa, y su efecto en las expectativas inflacionarias es la razón clave para estos cambios significativos", dijo Morgan Stanley en un artículo de investigación el lunes.

La firma es una de las pocas empresas de Wall Street que estimaba un repunte dramático en los rendimientos de la deuda estadounidense durante la segunda mitad del año debido al elevado nivel de endeudamiento federal y la aceleración del crecimiento económico en el país.

Morgan Stanley señaló que la amenaza de que la crisis de la deuda europea fuera una carga sobre el crecimiento estadounidense será limitada por ahora, después de que los países de la zona euro y el FMI revelaran un paquete de rescate por 1 billón de dólares en un esfuerzo por restablecer la confianza de los mercados.

Los temores de contagio de los problemas de la deuda de Grecia y otros países de la periferia de la zona euro han afectado los papeles de la deuda de estos países, así como a las acciones a nivel global.

"Creemos que la transmisión hacia el crecimiento estadounidense será nula, ya que el contagio afectará principalmente a los bancos europeos, la disponibilidad de créditos en Europa, y el crecimiento europeo", dijeron Richard Berner y David Greenlaw, economistas de Morgan Stanley en el artículo.

Incluso, los analistas elevaron sus estimaciones para el crecimiento real de Estados Unidos durante el 2010 a 3.5%, frente a su estimación anterior de 3.2 por ciento. Para el 2011, estiman que el PIB del país verá un incremento de 3.0%, en contraste con el 2.5% previsto anteriormente.

RDS