La Tercera Reunión de Ministros de Hacienda de América y El Caribe, que iniciará sus debates este viernes aquí, servirá para analizar la temporalidad de las estrategias nacionales frente a la crisis financiera y cómo evitar sus efectos indeseados.

Fuentes del cónclave dijeron que los asistentes discutirán cómo restringir la política monetaria sin afectar el crecimiento de largo plazo, determinarán cuáles deben ser los planes de estímulo fiscal y si éstos pueden ser afectados por las estrategias actuales.

Los ministros, que asistirán la noche de este jueves a una cena en el Palacio de Gobierno que les ofrecerá el presidente de Perú, Alan García, trazarán la ruta para determinar qué tipo de coordinación regional es necesaria para evitar efectos de un desborde indeseado.

Este viernes, al término de la cita, que será restringida para la prensa, se emitiría un pronunciamiento sobre cómo el bloque debe conjuntar esfuerzos ante los organismos internacionales y foros donde se debate el futuro económico.

La ministra de Economía y Finanzas de Perú, Mercedes Aráoz, dijo que está confirmada la presencia de los ministros de Argentina, Barbados, Bolivia, Canadá, Colombia, Panamá, Uruguay, Grenada, México, Guatemala, República Dominicana y Nicaragua.

Asistirán también los delegados de Brasil, Estados Unidos, Honduras y Chile y el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Khan, quien el jueves tuvo palabras elogiosas para el desempeño de la economía peruana.

A esta cita acude además el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y el presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique García, y diversos directores de áreas de organismos multilaterales.

Strauss-Kahn hará una exposición y planteará una serie de estrategias de estímulo económico que constituirán una salida a la crisis financiera internacional y el caso de Grecia.

El presidente del BID, a su vez, dialogará sobre cómo sentar las bases para un crecimiento sólido, balanceado y sostenido y cómo incrementar la productividad para el aprovechamiento de los mercados globales.

En su turno, Charles F. Kennel hablará del impacto económico del cambio climático mientras que Robert B. Zoellick, presidente del Banco Mundial, quien aún está por confirmar su asistencia, hablaría de los riesgos de la volatilidad de los términos de intercambio.

Zoellick hablaría sobre qué consecuencias tiene la dependencia de los commodities, sobre cómo fomentar la diversificación de las exportaciones y qué medidas pueden tomarse a nivel regional para prevenir o menguar el impacto de la volatilidad de los precios.

RDS