El ministro británico de Finanzas, Sajid Javid, sacudió el jueves el ejecutivo de Boris Johnson al anunciar una inesperada dimisión, dos semanas después del Brexit y un mes antes de la presentación del presupuesto anual del gobierno.

El portavoz de Javid anunció que este dejará el cargo en un momento en que el primer ministro conservador está llevando a cabo una reorganización de su gabinete con la que el ministro está en desacuerdo.

Según una fuente cercana a Javid citada por la agencia de noticias británica Press Association, el primer ministro le ordenó que destituyese a todos los miembros de su equipo de asesores, a lo que él se opuso.

Esta decisión tiene lugar tras días de rumores sobre crecientes tensiones entre el ministro de Finanzas y el asesor especial de Johnson, Dominic Cummings.

El primer ministro británico está llevando a cabo el jueves su primera reestructuración del ejecutivo desde que ganó por amplia mayoría las legislativas anticipadas de diciembre.

Además de secretarios de Estado menores, Johnson remplazó al responsable para Irlanda del Norte, Julian Smith, en un movimiento inesperado pocas semanas después de que lograse reinstaurar las instituciones semiautónomas de la provincia tras más de tres años de bloqueo.

erp