México necesita un sistema financiero fuerte, moderno y competitivo que permita un mejor desarrollo económico e incluyente, dijo el presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), Roberto Ureña Rangel.

En la inauguración de la IV Convención Financiamiento Especializado en México, señaló que este fortalecimiento debe estar basado en tres pilares fundamentales que son contar con una banca de desarrollo sólidamente capitalizada y con actitud proactiva.

Además de una banca comercial responsable y con esquemas adecuados de competencia; y una estructura financiera especializada que de un mayor acceso al préstamo de aquellas sectores productivos del país.

Refirió que para este objetivo, la AMFE ha desarrollado un Plan Estratégico denominado 20-20 donde a través de seis ejes se buscará justamente impulsar el desarrollo de este sistema financiero y en beneficio de todos.

RDS