México, Perú y Chile son las economías con mejores perspectivas de crédito en América Latina para el año entrante, incluso si persiste el endurecimiento de las preferencias de los inversionistas, observa Moody’s.

México, Chile y Perú están mejor preparados para resistir vientos en contra, apoyados en un mejor desempeño económico, la resistencia de su consumo privado doméstico, las iniciativas de sus gobiernos para acelerar el crecimiento y la interconexión de sus economías con mercados comerciales de alto potencial , advierte.

En un comentario especial, reconoce que las condiciones crediticias para el 2016 se endurecerán para emisores corporativos, financieros y soberanos, sin embargo, esfuerzos como la reforma energética conducen a perspectivas mucho más favorables.

Explican que en los últimos 90 días se ha presentado una fuerte reducción de los rendimientos para emisiones de la región ante la caída de la confianza en los inversionistas y las presiones generadas por los cambios en las condiciones de crédito internacional.

Enfatizan que entre los factores que generan el entorno de aversión al riesgo para los demás emisores soberanos y corporativos de América Latina se encuentran el deterioro de las condiciones económicas mundiales, la gradual desaceleración de China, el endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos y el debilitamiento de las condiciones de Europa.

De acuerdo con el análisis, la debilidad en el perfil crediticio de la región también ha sido conducido por la depreciación de las monedas y los bajos precios de los commodities. Ambos factores alimentaron la restricción de liquidez.